Talones agrietados: síntomas, causas y soluciones

Los talones agrietados es una de las afecciones de la piel de los pies más común. ¿Qué hacer?, ¿por qué aparece?

por , il

    Los talones agrietados, ásperos al tacto, es uno de los problemas más comunes que afectan a los pies. Esto, en general, es debido a que es una de las partes del cuerpo más sujeta a la fricción y, por lo tanto, más vulnerable a los cortes o rozaduras. También afecta la sequedad de la piel y la formación de zonas callosas. No conviene subestimar la aparición de grietas en la piel de los pies, ya que sino se tratan, pueden producir sensación de ardor y picor, aparición de algunas gotas de sangre o complicarse con una infección.

    1. Síntomas

    Los pies agrietados no son solo un problema estético, sino también de salud, porque sino se trata adecuadamente, la sequedad de la piel puede derivar en cortes, grietas y al cambio de coloración. Hay otras señales como dolor en la zona, ardor, sangrado, infección, inflamación y dificultad para caminar.

    2. Causas

    Los talones agrietados pueden desvelar enfermedades como psoriasis o diabetes. También puede ser un trastorno asociado a la menopausia, obesidad, embarazo, pie plano, sudoración excesiva o callosidades. Se debe evitar caminar descalzo y productos agresivos para la higiene.

    3. Remedios

    Reforzar el cuidado de los pies es la primera medida a adoptar. Además de utilizar productos naturales para el lavado de los pies con agua, aplicar cremas hidratantes, piedra pómez para eliminar la piel muerta y secar bien después del lavado. Si el problema persiste, consulte al podólogo.