Tampones probióticos contra infecciones vaginales: Cómo funcionan

Para evitar las infecciones y proteger durante la regla, lo más novedoso son los tampones probióticos para la mujer.

por , il

    Tampones probióticos contra infecciones vaginales: Cómo funcionan

    Los tampones probióticos contra infecciones vaginales son uno de los productos específicos para reforzar la higiene íntima. Fáciles de usar, como un tampón normal, ayudan a prevenir el desequilibrio de la microbiótica vaginal y a evitar las molestas infecciones, que suelen venir acompañadas de picor, irritación y cambios en la textura y olor del flujo.

    Los beneficios de los probióticos se hacen extensivos a la salud de las zonas íntimas femeninas, en forma de tampón con aplicador para ser utilizado de forma cómoda y práctica. Descubre las ventajas de utilizar estos innovadores tampones para mujer.

    ¿Para qué sirve el tampón femenino con probióticos?

    La microbiótica vaginal o flora vaginal está formada por bacterias beneficiosas (lactobacillus) que protegen de la invasión de patógenos que pueden causar infecciones y otros problemas vaginales.

    Los cambios hormonales, el descenso en la producción de estrógenos durante la menopausia, la sequedad vaginal, la edad, el uso incorrecto de antibióticos o el uso de anticonceptivos hormonales son algunas de las causas que pueden alterar la microbiótica vaginal y, con ello, permitir el aumento de microorganismos patógenos.

    Las infecciones más frecuentes en la mujer son la vulvovaginitis y la vaginosis bacteriana. Según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, SEGO, el 75% de las mujeres padecerá un episodio de vulvovaginitis sintomática a lo largo de su vida.

    ¿Cómo funciona el tampón con probióticos?

    Muvagyn Probiótico Tampón es el primer probiótico en este formato:

    • El tampón probiótico ayuda a restablecer el pH vaginal y la microbiótica, liberando a la vagina su contenido en lactobacillus durante el flujo menstrual.
    • El tampón (fomato mini, normal o súper) se utiliza durante los días de la regla, cuando hay mayor riesgo de vaginitis.
    • Se deben utilizar un mínimo de 3 tampones al día, dejándolo actuar un mínimo de 90 minutos para que los lactobacillus que contiene puedan colonizar las paredes vaginales.
    • Es aconsejable seguir el tratamiento durante al menos 3-4 menstruaciones consecutivas, si bien sus efectos se notan desde la primera regla.

    El uso de estos tampones para mujer viene avalado por diversos estudios que han constatado los beneficios de los probióticos administrados por vía vaginal. Un producto diseñado específicamente para la mujer y que se suma a otros no menos curiosos, como los tampones reutilizables o los tampones de marihuana para aliviar el dolor menstrual.