Navidad 2016

Tanorexia: Mucho cuidado con obsesionarse en verano

Tanorexia: Mucho cuidado con obsesionarse en verano

Tanorexia: Mucho cuidado con obsesionarse en verano. Se trata de una enfermedad mental que sufren algunas personas por una adicción al bronceado, que puede tener consecuencias fatales.

por en Enfermedades frecuentes, Piel, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel, Tanorexia
Última actualización:

    Mujer muy morena

    Tanorexia: Mucho cuidado con obsesionarse en verano. En épocas de calor, a todos nos gusta tomar el sol para ponernos morenos y poder lucir nuestras prendas de colores vivos mucho mejor. Pero hay que tener cuidado con obsesionarse con este tema, ya que puede derivar en trastornos como la llamada tanorexia, que es la adicción al bronceado, y que afecta a las personas que no pueden concebir en su piel un tono más bajo que el que ya tienen, por eso se pasan el verano tomando el sol sin protección, y el invierno en cabinas de rayos UVA. Es necesario tener un control con esto, ya que las consecuencias pueden ser fatales.

    En nuestra sociedad actual, hay personas que normalmente cometen errores a la hora de tomar el sol en verano, y esto puede ocasionar quemaduras, que tras unos días de molestias, pueden desembocar en un bronceado, pero en cambio, hay otras que estos errores los cometen a propósito, y se exponen a la luz del sol a todas horas durante el verano, y durante el invierno están a diario metidos en cabinas de rayos UVA. Esta gente padece la llamada tanorexia.

    Se trata de una adicción al bronceado que padecen algunas personas, y que no pueden soportar que su piel se vuelva algo más clara los meses de invierno, provocando incluso ataques de nervios y depresión. Por eso, recurren a las cabinas de rayos ultravioleta, nada recomendables por los especialistas en dermatología, para mantener su oscuro tono de piel.

    No está reconocida por el momento por la sanidad, pero desde 2005 está demostrada ser una de las peores adicciones para la salud de la piel.

    En 2006 se realizó un estudio que demostró que la tanorexia estaba provocada por la liberación de opioides y endorfinas mientras se toma el sol.


    Esta adicción es similar a la del tabaquismo o el alcoholismo, cuyo síndrome de abstinencia provoca los mismos síntomas.

    Los síntomas de una persona que sufre este tipo de trastorno psicológico, son muy fáciles de comprobar.

    Siempre piensa que su piel tiene un tono demasiado pálido, compite con la gente de su alrededor para comparar su bronceado, e incluso la falta de exposición al sol puede provocar pérdida de apetito.


    Estas exposiciones incontroladas a la luz solar, pueden derivar en trastornos tanto mentales como de piel, llegando incluso a favorecer la aparición de cáncer.

    Si la obsesión llega a límites extremos, podemos además hablar de un trastorno dismórfico corporal, que se trata de un problema mental, en la que el enfermo es excesivamente crítico con su aspecto físico, ya sea real o se lo esté imaginando, como pasa en trastornos como la anorexia, llegando a ver su piel demasiado blanca, cuando en realidad están excesivamente morenos.

    Estamos hablando de una enfermedad, que aunque todavía no esté reconocida por la comunidad médica, todos podemos verla en algunas personas que encontramos en la playa durante el verano, normalmente durante largos periodos de tiempo.

    Lo mejor y más recomendable es tomar precauciones durante la exposición solar con cremas que tengan SPF, y preparar nuestra piel antes del verano, con alimentos indicados e hidratándola tanto como podamos.

    703

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPielSalud de MujerConsejos SaludProblemas PielTanorexia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares