Navidad 2016

Termómetro: ¿Sabemos usarlo?

Termómetro: ¿Sabemos usarlo?

Termómetro: ¿Sabemos usarlo? Puede parecer fácil, pero no siempre lo utilizamos de la manera adecuada. Factores como la colocación del termómetro, la hora de medición o el tomar la temperatura justo después de la ducha pueden alterar la temperatura. Son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta a la hora de usar un termómetro, con los digitales como sustitutos de la tradicionales de mercurio.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    termometro uso

    Termómetro: ¿Sabemos usarlo? Puede parecer fácil, pero es precisamente su sencillez la que nos puede llevar, aunque resulte paradójico, a utilizar el termómetro de manera incorrecta. ¿Sabías que la temperatura puede variar hasta dos grados en función de la zona de medición?, ¿o qué después de la ducha se deben esperar 20 minutos antes de tomar la temperatura? Son algunas de las recomendaciones básicas a seguir para utilizar correctamente el termómetro, el cual nos confirmará si las décimas responden o no a fiebre.


    Aunque en los botiquines de casa podemos encontrar todavía termómetros de mercurio, desde que dejaron de comercializarse hace unos años han sido relevados por los termómetros digitales, muy por delante de los termómetros de infrarrojos y de galio. Más modernos y más precisos a la hora de tomar la temperatura, pero ¿sabemos usarlos correctamente? La pregunta tiene respuesta, como la del estudio realizado por PIC Solution, y que constató que el 44% de los españoles no utilizaba correctamente el termómetro.

    Estas son algunas de las recomendaciones básicas para usar de manera correcta el termómetro:

    • Tomar la temperatura siempre en la misma zona (oral, axilar, rectal) y no comparar, ya que puede haber una variación de hasta dos grados. El tiempo de medición de la temperatura será de tres minutos en el caso de que sea oral o axilar, y entre 2 y 3 en la medición rectal).
    • Leer siempre las instrucciones que acompañan al termómetro.
    • Antes de una segunda medición, esperar entre diez y 15 minutos.
    • La incorrecta colocación del termómetro puede provocar tiempos de demora y mediciones erróneas.
    • En la medición oral de la temperatura, el termómetro se debe colocar en el lado izquierdo o derecho debajo de la lengua, en los llamados bolsillos sublinguales.
    • Después de la ducha, es aconsejable esperar veinte minutos antes de tomar la temperatura.
    • La ingesta de alimentos, bebidas frías o calientes o el tabaco pueden hacer variar la temperatura.

    • La temperatura corporal también varía ligeramente en función de la actividad física y hora del día, siendo mayor al final de la tarde. La edad también puede influir ya que los niños suelen tener algunas décimas más que los adultos.
    • El termómetro se debe guardar ,al igual que el resto de los medicamentos, en un lugar seco, a temperatura ambiente, protegido de la luz solar y de las fuentes de calor.
    • Después de cada uso, limpiar el termómetro con una gasa o algodón empapado en solución desinfectante o alcohol, sobre todo el extremo metálico (el bulbo) que entra en contacto con el cuerpo.


    En los tradicionales termómetros de mercurio la temperatura se marca en un pequeño conducto interno por el que sube el mercurio. Los termómetros digitales nos dan la temperatura en una pantalla. En el caso de los termómetros de mercurio, antes de usarlo hay que agitarlo repetidamente hasta que todo el mercurio esté abajo.

    Los termómetros digitales son precisos, rápidos y fáciles de usar, solo hay que colocarlo, esperar a que el termómetro suene, retirarlo y leer la temperatura.

    710

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares