Tips para levantarte con más energía

¿Te cuesta levantarte por la mañana? Quítate la pereza de encima de manera rápida y llénate de energía con estos sencillos hábitos.

por , il

    No hace falta recurrir a más de una taza de café para desperezarse por la mañana y para cargarse de energía después de las horas de sueño. La cafeína, tomada con moderación, puede ser un aliado, pero antes incluso del desayuno puedes adoptar algunos sencillos gestos que te ayudarán a afrontar el día con más vitalidad y, al tiempo, con mejor humor. Hábitos que repercutirán en tu salud emocional y física. Toma nota y no dudes en ponerlas en práctica.

    1. Tomar un vaso de agua en ayunas

    Nada más levantarte, y para activar el organismo después de las horas de sueño, lo más aconsejable es tomar un vaso de agua. Un sencillo gesto cuyos beneficios podemos redoblar si añadimos unas gotas de zumo de limón.

    2. Abrir la ventana

    Lo mejor, lógicamente cuando el tiempo lo permita, es abrir las ventanas de par en par y dejar que el aire fresco y la luz de la mañana nos llenen de vitalidad para afrontar la jornada.

    3. Hacer el gato en la cama

    Desperezarse de la misma manera que hacen los gatos nos ayuda a levantarnos con más energía y a tomar conciencia de todo nuestro cuerpo. Además es un sencillo ejercicio para desentumecer de manera suave los músculos.

    4. Levantarse rápido

    Olvida la tentación de quedarse unos minutos más después de oír el despertador. De hecho, si seguimos una rutina de sueño (con unos horarios regulares), no necesitarás despertador ya que el cuerpo se acostumbra. Lo mejor, si lo utilizamos, es colocarlo lejos para tener que levantarnos y apagarlo.

    5. Ejercicios de respiración

    Inspirada en la disciplina del yoga, realizar ejercicios de respiración nos ayuda a aumentar la vitalidad. Al despertarnos, y aprovechando que estamos tumbados, inhalamos aire hasta notar como nos llenamos, y luego lentamente lo vamos exhalando. Repetir 10 veces.

    6. No te saltes el desayuno

    Fundamental para afrontar bien el día es no saltarse el desayuno, para evitar ralentizar el metabolismo. No olvides incluir en el desayuno proteínas (huevo, leche), cereales integrales, frutos secos y fruta fresca.