Navidad 2016

Tobillos hinchados: Causas y remedios para el dolor

Tobillos hinchados: Causas y remedios para el dolor

Hinchazón de tobillos: Causas y remedios. El calor es uno de los factores de riesgo de la hinchazón de tobillos, una dolencia que puede ser transitoria pero que también puede desvelar otras patologías más serias, como insuficiencia cardiaca. Conocer las causas nos ayudará a tratar un problema que afecta a una de las partes más frágiles del cuerpo, los tobillos.

por en Enfermedades frecuentes, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Cuidado de los pies, Peso
Última actualización:

    tobillos hinchados

    ¿Cuáles son las causas de la hinchazón de tobillos? ¿A qué remedios podemos recurrir? El calor es uno de los múltiples factores que pueden incidir en la aparición de una dolencia como los tobillos hinchados, la cual puede afectar directamente a la movilidad del pie. Hay que señalar que, aunque puede ser transitoria, el tobillo es una de las partes del cuerpo más frágiles y también puede desvelar un problema de salud más severo, como la insuficiencia cardiaca. Conocer las causas nos ayudará a reconocer los síntomas si notamos que nuestros tobillos están hinchados.


    Los tobillos hinchados, al igual que los pies, es un problema muy frecuente, especialmente en los meses de calor. Cuando los tobillos se hinchan, desde el punto de vista médico se habla de edema, dolencia que puede estar causada por varios factores, desde los más simples, como el propio soporte o calzado, o a los más complejos, como la insuficiencia cardiaca. En algunos casos, no obstante, identificar la causa exacta que provoca la hinchazón de tobillos puede ser más complicado, es lo que se denomina edema idiopático. En líneas generales, toda la dificultad surge de la acumulación de líquido en los tobillos y pies a consecuencia de las dificultades para que la sangre fluya hacia arriba.


    Para tratar o resolver el problema de los tobillos hinchados, al igual que sucede con otros trastornos de las extremidades como las piernas hinchadas, lo primero es conocer las causas específicas: insuficiencia cardiaca, la hipertensión, la obesidad y el sobrepeso o mala circulación. Aunque también hay que tener en cuenta otros factores como el permanecer demasiado tiempo de pie, caminar durante horas, estar mucho tiempo sentado (un viaje largo) o el consumo excesivo de sal –como sabemos, responsable de los tobillos hinchados y la retención de líquidos-. Si la hinchazón de tobillos persiste conviene hacer un examen médico más detallado para descartar o evitar otras patologías más serias. Precisamente, si los tobillos hinchados son un síntoma de otra patología –problemas cardiovasculares, obesidad-, su control tendrá un efecto directo sobre el edema en las extremidades inferiores. En algunos casos los cambios en el estilo de vida serán suficientes para controlar el problema de la hinchazón de tobillos.

    También es normal tener los tobillos hinchados en el embarazo, pero siempre es mejor consultar a un médico.


    Una de las primeras medidas que debemos adoptar es reducir la cantidad de sal en la dieta, debido a que es un factor de riesgo de retención de líquidos. Reducir la ingesta de sal no solo beneficiará a nuestros tobillos y pies, también nos ayuda a prevenir la aparición de celulitis y los problemas de tensión arterial. Para contrarrestar los efectos de la sal, opta por comer al menos un plátano al día, rico en potasio. Tiene que las mismas propiedades que los tomates y las espinacas. También son buenos los frutos secos (pistachos, almendras).

    Asimismo, también es importante controlar el peso y, con la edad, utilizar medias de compresión que ayudan al flujo de la sangre. También es importante el ejercicio físico. Si permanecemos quietos o sentados durante horas, es aconsejable levantarse cada media hora para mover los tobillos (por lo menos diez vueltas), estirar los dedos de los pies y doblar varias veces las rodillas. A la hora de descansar o tumbarnos a leer un libro, mejor mantener ligeramente elevados los pies (reposapiés).

    Otro consejo es evitar, o llevar el menor tiempo posible, ropa ajustada y utilizar un calzado cómodo. Evitar los tacones o zapatos demasiado altos, mismo consejo a seguir si el problema son las piernas hinchadas. Nuestro médico o farmacéutico también nos puede aconsejar sobre algunos suplementos para fortalecer los capilares y contrarrestar la inflamación.

    Los tobillos hinchados y el dolor pueden ir unidos, por lo que es mejor que sigas nuestros remedios.

    877

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludCuidado de los piesPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares