Navidad 2016

Tonificar cuerpo: Ejercicios para zonas conflictivas

Tonificar cuerpo: Ejercicios para zonas conflictivas

Tonificar cuerpo: Ejercicios para zonas conflictivas. Hay zonas del cuerpo especialmente difíciles de tonificar, las cuales exigen trabajarlas bien. Los ejercicios específicos, y realizarlos de manera correcta, nos permitirán sacarle todo el partido para ponernos en forma.

por en Fitness, Salud de Mujer, Consejos Salud, En Forma, Músculos
Última actualización:
    Tonificar cuerpo: Ejercicios para zonas conflictivas

    Hay zonas del cuerpo más difíciles de tonificar y que exigen trabajarlas más y, sobre todo, realizar de manera adecuada los ejercicios para zonas conflictivas. De nada nos servirá, por ejemplo, machacarnos a hacer abdominales si no aprovechamos bien el movimiento del ejercicio en cuestión, contrayendo el músculo a la vez que lo trabajamos. Vamos a ver algunos de los ejercicios más eficaces para tonificar nuestro cuerpo y, especialmente, las zonas más difíciles, como el vientre, los brazos y las piernas, así como unas claves para sacarle todo el partido a su puesta en práctica. Tomamos nota.


    Practicar ejercicio no solo es bueno e imprescindible para la salud –entre otros, para evitar problemas de sobrepeso-, sino también para mantener tonificado nuestro cuerpo. Estar en forma no es solo una cuestión estética, sino de salud. Para sacar el máximo partido al ejercicio hay que trabajar bien aquellas partes del cuerpo más difíciles de tonificar. Por muy sencillo que resulte un ejercicio, si no lo hacemos de la manera correcta solo conseguiremos cansarnos, sin resultados visibles. El motivo está en que, al realizar un determinado ejercicio sobre un grupo muscular concreto, no se contrae el músculo a la vez que se trabaja. Contraer significa mantener la presión durante unos segundos. Lo correcto, contraer la zona en la etapa álgida del ejercicio y mantener la contracción, y relajarlos al terminar el movimiento. Pongamos un ejemplo: si queremos trabajar los brazos (zona del tríceps), hay que estirar el brazo al máximo y apretar, para sentir la presión en la parte de atrás.


    Otros aspectos a tener en cuenta son el tiempo de descanso entre cada serie o entre ejercicios, el cual no debe ser superior a un minuto, para mantener así el ritmo cardiaco elevado y no dejar de quemar calorías. Y en cuanto a las series, lo más efectivo es combinar en un mismo entrenamiento series de repeticiones ligeras (de 10 a 12) y series de repeticiones moderadas (de 12 a 20), descansando entre ellas.


    El ejercicio más efectivo, las flexiones. Tumbada boca abajo, apoya las palmas de las manos en el suelo separadas al ancho de los hombros. Con las piernas rectas, apóyate en las puntas de los pies. Flexiona los codos hasta tocar el suelo con la barbilla. Haz tres series de 12 repeticiones. Si hacemos este mismo ejercicio con las manos más juntas, se trabaja el tríceps.


    Tumbada en una esterilla con las piernas rectas y los brazos estirados por encima de la cabeza, dobla la cintura y toca la punta de los pies con los dedos (dos series de 10 repeticiones y una de 15). Otro ejercicio es la denominada tijera. En la misma posición, pero con los brazos a lo largo del cuerpo, eleva las piernas del suelo (unos 15 centímetros) y haz tijeras, cruzándolas (3 series de 12 repeticiones).


    De pie, con la espalda recta y los pies juntos, lleva una pierna hacia adelante, como si dieras un paso largo. Dobla la rodilla adelantada e intenta tocar el suelo con la contraria (3 series de 12 repeticiones). Subir escaleras también es un ejercicio recomendado para tonificar las piernas.

    663

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FitnessSalud de MujerConsejos SaludEn FormaMúsculos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares