Tonificar los brazos: Ejercicios

Tonificar los brazos: Ejercicios. Los brazos son una zona del cuerpo a la que prestamos muy poca atención y, sin embargo, resulta fundamental para que quede bien la ropa que nos ponemos. Tonifícalos con estos ejercicios.

por , il

    Ejercicios para tonificar brazos

    Tonificar los brazos: Ejercicios. Además de mantenerte en forma, si quieres poder estar siempre perfecta y lucir toda tu ropa con confianza y seguridad, es necesario que tu piel de todo el cuerpo esté tonificada y tersa. De este modo, podrás presumir sin miedo de cualquier modelito que te quieras poner. Una de las zonas más importantes de nuestro cuerpo en este sentido son los brazos, y muchas veces se nos olvidan y nos centramos más en las piernas o el abdomen. Pero mantener tonificados los brazos es fundamental, ya que al vestirnos los dejamos al aire en muchas ocasiones, no solo en verano, y para conseguir eliminar la flacidez de esta área te proponemos una serie de ejercicios con los que, sin dedicarles mucho tiempo y sin mucho sacrificio, conseguirás una piel tersa y tonificada.

    Manga corta, tirantes, palabra de honor… Para que este tipo de camisetas o vestidos queden bien es necesario que nuestros brazos estén en muy buen estado, ya que la flacidez estropearía mucho su efecto. Ponte manos a la obra y consigue unos brazos perfectos.

    Ejercicios para tonificar los brazos

    A pesar de que muchas veces no les damos la importancia que se merecen, los brazos tienen mucho peso en nuestra apariencia. Si los quieres poner a punto, no solo basta con llevar una dieta equilibrada, sino que hay que ejercitarlos. Te damos algunas pautas muy sencillas.

    • Para hacer estos ejercicios, lo ideal es tener unas mancuernas en casa. Cómpralas de uno o dos kilos, pero nunca más pesadas, ya que, si las utilizas de más peso, no solo tonificarás, sino que desarrollarás el músculo.
    • Para todos los ejercicios necesitarás poner las piernas un poco abiertas, como a la altura de los hombros y la espalda muy estirada. Además, con el tiempo, es bueno que los hagas con las rodillas ligeramente dobladas. Las series son de quince repeticiones y de cada ejercicio, se deben hacer tres series.
    • Con los brazos estirados hacia abajo y una mancuerna en cada mano, sube los brazos estirados hacia atrás y vuélvelos a bajar. Haz estos movimientos lentamente.
    • Estira los brazos también hacia abajo y pégalos a ambos lados del tronco. Flexiona el codo y, únicamente moviendo el antebrazo, sube y baja las mancuernas de los dos brazos. El resto del brazo no se debe mover y debe permanecer junto al tronco.
    • Repite el ejercicio anterior pero con el tronco echado hacia adelante y formando un ángulo recto respecto a las piernas.

    Dedica algunos minutos cada día a ellos y verás cómo los resultados no se harán esperar y luces unos brazos tersos y tonificados en muy poco tiempo. Además, puedes combinarlo con otras prácticas como, por ejemplo, la de utilizar el guante de crin en esta zona con asiduidad, ya que contribuirá a favorecer la circulación y eliminar las células muertas.