Navidad 2016

Tos: Cómo aparece y cómo aliviarla

Tos: Cómo aparece y cómo aliviarla

Tos: Cómo se produce y cómo aliviarla. La tos es, en realidad, un mecanismo de defensa de nuestro organismo para limpiar y proteger las vías respiratorias. La tos nos alerta de que algo no va bien, pudiendo ser de varios tipos, seca o productiva. Si la tos persiste, no mejora con el paso del tiempo o va a acompañada de fiebre o dificultades para respirar, debe consultarse al médico.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Enfermedades respiratorias, Resfriado
Última actualización:

    tos

    Tos: Cómo aparece y cómo aliviarla. La tos, aunque puede llegar a ser molesta, es en realidad un mecanismo de defensa de nuestro organismo, en concreto, para proteger y limpiar el sistema respiratorio. Los virus del resfriado suelen ser los principales responsables de la tos, pero no son los únicos desencadenantes. El humo del tabaco, los agentes irritantes en el ambiente, también pueden hacernos toser. Hay que señalar que, bajo el nombre genérico de tos, se incluyen diferentes tipos. Así, la tos puede ser seca o productiva y, en función de su duración, aguda o crónica.


    La tos no es una enfermedad como tal, sino un síntoma y un mecanismo de defensa, como si de un acto reflejo se tratara, de nuestro sistema respiratorio para expulsar los agentes extraños, como los virus del resfriado, una de las enfermedades respiratorias más comunes durante los meses de frío. La tos, aunque puede ser molesta, cumple por tanto una función importante, al tiempo que nos alerta para que busquemos la causa que la provoca. No solo las infecciones respiratorias pueden hacernos toser, también el humo del tabaco u otros agentes irritantes del ambiente.

    Los receptores de la tos, los cuales se encuentran sobre todo en la garganta, se activan cuando entran en contacto con un agente irritante (mucosidad, frío ambiental, sequedad, humo…). Los receptores envían un mensaje al cerebro, el cual ordena toser expulsando de manera brusca, y en ocasiones involuntaria, el aire retenido en los pulmones. De esta forma, los receptores expulsan los agentes extraños de las vías respiratorias evitando que lleguen a los pulmones.


    Tal y como hemos señalado hay diferentes tipos de tos. La tos puede ser seca o productiva.

    En el primer caso, se caracteriza por la irritación de garganta, mientras que la tos productiva viene acompañada de flemas o mucosidad, ejerciendo una función de limpieza.

    En el caso de la tos seca, para aliviarla y calmarla, se puede tomar antitusígenos en jarabe o en pastillas, siempre bajo la prescripción del médico. Por su parte, para que la tos productiva sea más efectiva –favorecer la limpieza de las vías respiratorias-, se pueden tomar mucolíticos, al tiempo que es aconsejable beber muchos líquido.

    La tos también se puede catalogar en función de su duración. Así, la tos será crónica cuando dura más de tres semanas, y aguda cuando dura menos tiempo. La tos aguda suele estar relacionada con los resfriados.

    Cuanto tenemos tos, debemos evitar el contagio. Para ello, debemos evitar taparnos la boca con la mano, ya que de esa manera podemos extender los virus. Lo mejor es taparse con un pañuelo de papel y, a continuación, lavarse bien las manos.

    Además de esta recomendación, también hay otros consejos que podemos seguir para combatir la tos, entre ellos:

    • Beber más líquidos (entre 1,5 y 2 litros al día de agua, zumos de frutas e infusiones, muy recomendables estas últimas para limpiar las vías respiratorias).
    • Evitar tomar las bebidas demasiado frías, causa de irritación de garganta.
    • Mantener el ambiente húmedo y evitar los cambios bruscos de temperatura.
    • Los vahos con eucalipto o romero también son buenos para aliviar la tos.

    719

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEnfermedades respiratoriasResfriado

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares