Navidad 2016

Trastorno bipolar: Asenapina, nuevo tratamiento

Trastorno bipolar: Asenapina, nuevo tratamiento

Trastorno bipolar: Asenapina, nuevo tratamiento más efectivo y más rápido para el control médico de una enfermedad que, solo en nuestro país, afecta a un millón de personas. Pese a la importancia del diagnóstico para un correcto tratamiento, los médicos han subrayado que no siempre los pacientes reciben un diagnóstico correcto, o directamente no han sido diagnosticados, ya que sus síntomas, sobre todo en determinadas fases, se puede confundir con depresión. Para mejorar la calidad de vida y, sobre todo, evitar que la medicación se abandone, los pacientes cuentan con un nuevo aliado, más eficaz y más rápido, la Asenapina.

por en Enfermedades frecuentes, Fármacos, Noticias Médicas, Psicología, Salud de Mujer, Ansiedad, Cerebro, Mente
Última actualización:
    Trastorno bipolar: Asenapina, nuevo tratamiento

    Trastorno bipolar: Asenapina, nuevo tratamiento para una enfermedad que se calcula que afecta, solo en nuestro país, a un millón de personas. Pese a la importancia de diagnosticar este trastorno para su correcto tratamiento, los médicos subrayan que se calcula que hay un porcentaje importante de pacientes sin diagnosticar, ya que en ocasiones los altibajos anímicos y los síntomas propios que lo acompañan se confunden con depresión. La asenapina es el nuevo fármaco que se ha lanzado al mercado para el tratamiento del trastorno bipolar.


    Se calcula, según los datos médicos, que en torno a un millón de personas en nuestro país padecen un trastorno bipolar, cuyo diagnóstico es fundamental para conseguir que el tratamiento resulte efectivo. Sin embargo, como también han subrayado los médicos y expertos en este trastorno, no todos están correctamente diagnosticados, ya que en algunos casos sus síntomas, incluidos los altibajos y cambios bruscos de estado de ánimo, se confunden con episodios de depresión. Para su tratamiento, los pacientes cuentan con un nuevo fármaco, denominado Asenapina, comercializado en este caso por Lundbeck y cuya eficacia es mayor y más rápida que otros fármacos en el caso de los pacientes con trastorno bipolar de tipo 1. En este caso, los síntomas que se presentan (manía agua, depresión y exaltación desproporcionada) puede hacer necesario el ingreso del paciente. En cuanto al trastorno bipolar de tipo 2, cabe recordar que los síntomas son más tenues y leves, lo que hace que su diagnóstico puede conllevar un error al confundirlo con depresión o ansiedad.

    La Asenapina, fármaco que se administra por vía oral, cuenta con el respaldo de los médicos y expertos en psiquiatría y neurología, ya que no solo actúa más rápido, sino que los pacientes también lo toleran mejor que otros tratamientos farmacológicos.

    La Asenapina, entre otras características, actúa sobre los receptores de las neuronas, lo que sí puede conllevar en algunos pacientes algún efecto secundario como la leve pérdida de memoria, si bien, los médicos subrayan que los efectos son predecibles y sin riesgo para los pacientes (ligero aumento de peso o somnolencia). La Asenapina se comercializa desde hace tres meses, después de que los resultados de los ensayos clínicos fueran satisfactorios.

    El trastorno bipolar no distingue edades, si bien se suele manifestar a edades tempranas, entre los veinte y los treinta años. Se da tanto en hombres como en mujeres y, como han señalado los médicos, también pueden influir en el desarrollo del trastorno bipolar factores externos como los ambientales, además del estrés o el consumo de determinadas drogas. Vivir con el trastorno bipolar es posible, ya que un diagnóstico certero permitirá el control de la enfermedad y de sus síntomas, tanto en las fases de depresión como en las de exaltación. Precisamente, uno de los problemas a los que se enfrentan los médicos es el rechazo o el que los pacientes, cuando se encuentran en una fase de euforia, dejen de tomar la medicación. De ahí la importancia de seguir avanzando en el desarrollo y administración de fármacos más efectivos y seguros, como la Asenapina.

    674

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesFármacosNoticias MédicasPsicologíaSalud de MujerAnsiedadCerebroMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares