Trastorno de suelo pélvico: Nueva técnica en 3D

Trastorno de suelo pélvico: Nueva técnica en 3D. Una novedosa herramienta para mejorar la eficacia, recortando además en un 30% el tiempo de intervención quirúrgica, para el tratamiento de trastornos de suelo pélvico, patologías que pueden mermar seriamente la calidad de vida de la mujer. Una técnica que también es efectiva para la intervención en otros trastornos como la endometriosis.

  • Comenta
suelo pelvico

Trastorno de suelo pélvico: Nueva técnica en 3D. Se trata de una novedosa técnica para la realización de intervenciones por laparoscopia, más eficaz y que reduce además en un 30% el tiempo de intervención. Los trastornos de suelo pélvico pueden mermar seriamente la calidad de vida de las pacientes. De hecho, tal y como ponen de manifiesto los datos médicos, una de cada cinco mujeres que acude a la consulta del ginecólogo presenta síntomas de incontinencia urinaria. Además, las cirugías de suelo pélvico representan una de cada cuatro de las que se realizan en ginecología.

Una novedosa técnica en cirugía ginecológica para el tratamiento de los problemas de suelo pélvico, una patología que representa, según datos médicos, una de cada cuatro cirugías que se realizan en ginecología. Asimismo, se estima que la incontinencia urinaria afecta al 15% de las mujeres entre los 18 y los 65 años, edad a partir de la cual el porcentaje aumenta hasta el 25%. Edad a la que también puede aparecer el denominado síndrome de vejiga hiperactiva (urgencia miccional).

La nueva herramienta, basada en la técnica 3D, supone un nuevo avance para incrementar la eficacia de las operaciones de ginecología por laparoscopia. Una técnica utilizada por primera vez en nuestro país, en concreto en el Hospital 12 de Octubre de Madrid y dirigida por un especialista del centro universitario Doctor Peset de Valencia (el ginecólogo Juan Gilabert Estellés), permite visualizar en tres dimensiones la cavidad abdominal. La primera operación de estas características ha sido además una de las principales novedades expuestos por los profesionales que han participado en el VI Congreso Nacional de Suelo Pélvico de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología que acoge la capital madrileña estos días.

En concreto, tal y como se ha expuesto en su presentación, se trata de una herramienta que incorpora un videolaparoscopio con dos cámaras, para poder captar la imagen de la derecha y de la izquierda al mismo tiempo. Imágenes que son procesadas, a través de una unidad de alta definición, y proyectadas en un monitor en 3D. El equipo se completa con unas gafas especiales para la visualización correcta de las imágenes.

Aunque la laparoscopia es una técnica muy efectiva, sí tenía un inconveniente, y es que al tratarse de incisiones muy pequeñas se había perdido la posibilidad de enfocar las estructuras en diferentes planos. No es la única ventaja que aporta esta nueva técnica, ya que según han subrayado los especialistas reduce un 30% el tiempo de intervención quirúrgica, reduce la fatiga de este tipo de cirugías y corrige el posible margen de error con respecto a la tecnología en dos dimensiones.

Una técnica cuya utilización no tiene por qué limitarse a los problemas de suelo pélvico, ya que también se puede utilizar en trastornos de cáncer o endometriosis. El suelo pélvico está formado por estructuras musculares y ligamentosas, las cuales se encargan de sujetar la vejiga, la vagina, el útero y el recto. Cuando no pueden realizar esta función con normalidad, manteniendo los órganos en su posición correcta y activando los mecanismos de continencia, aparecen los problemas de suelo pélvico, tales como incontinencia urinaria, prolapso genital o síndrome de vejiga hiperactiva.

Otros problemas ginecológicos y femeninos que también se han tratado en este congreso son los avances que se están dando, tanto en el tratamiento farmacológico como en el quirúrgico, para combatir la incontinencia urinaria y el prolapso genital, dos patalogías que como subrayan los especialistas pueden tener un severo impacto sobre la calidad de vida de la mujer.

La prevención de esta patología debe comenzarse desde la edad joven, y especialmente durante etapas como el embarazo y el postparto.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

viernes 13/04/2012 escrito por Isabel en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba