Navidad 2016

Trucos para quitarse años de encima: 10 tips saludables

Trucos para quitarse años de encima: 10 tips saludables

Trucos para quitarse años de encima: 10 tips saludables. Toma nota de estos trucos, tan sencillos como eficaces, para detener el paso del tiempo y sentirte, al mirarte al espejo, más joven y vital.

por en Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Envejecimiento
Última actualización:

    quitarse años de encima

    ¿Quieres sentirte, y parecer, más joven, vital y alegre? Te desvelamos trucos para quitarse años de encima. Cuidarse, y mimarse, es la mejor manera de ganarle la carrera al reloj. ¿Qué podemos hacer? Toma nota y empieza a poner en práctica estos saludables trucos.


    A medida que ganamos en años, nuestro cuerpo también reclama más atención. Hay algunas señales de alerta, como por ejemplo la piel, la cual con los años se va volviendo menos activa. Las células, capaces de generar hidratación y protección se reducen, y la dermis se vuelve pálida, menos oxigenada y nutrida. ¿Qué podemos hacer para quitarnos años de encima? Mucho. Desde alimentarnos mejor y comer menos (con la edad la necesidad calórica va disminuyendo) hasta hacer deporte de manera regular y aliarnos con las cremas y fórmulas hidratantes y frescas para nuestra piel. Para que la próxima vez que te mires al espejo veas los primeros resultados, aquí tienes diez eficaces trucos para restar años.


    Para parecer y sentirte más joven la solución es cuidarse. ¿Cómo? Poniendo en práctica algunos sencillos consejos de lo más saludables:

    1. Antioxidantes al plato: Con una dieta adecuada -prueba la dieta antiedad- se pueden reducir los efectos del paso del tiempo en el organismo, efectos provocados por la oxidación celular. La dieta es la mejor fuente para obtener los antioxidantes que necesitamos. Toma vitamina A, C y E (pescado azul, leche, fruta cítrica, aceite de oliva, frutos secos…), minerales como el selenio y el zinc (cereales integrales, carnes, verduras, mariscos), flavonoides (frutas y verduras, té verde, chocolate…) y coenzima Q10 (pescado azul, soja, carne y cacahuetes).
    2. Evita la sal y el café: Es aconsejable, sobre todo a partir de los 40, reducir su ingesta, ya que consumirlos en exceso puede favorecer la subida de la tensión arterial. Además, por los radicales libres que generan, influyen de manera directa en la oxidación del organismo y en su envejecimiento.
    3. Una sonrisa más blanca: Los dientes oscurecidos denotan el paso del tiempo, siendo la mejor solución un rejuvenecimiento dental (blanqueamiento dental). Cuidar la salud de la boca es invertir en la salud en general y la mejor garantía de conservar una dentadura perfecta.

    4. Practica deporte: La práctica de actividad física reduce la pérdida de masa muscular. El deporte es esencial para cuidar la salud. Los ejercicios de tonificación so la mejor manera de cuidar la musculatura, por ejemplo, los ejercicios de piernas (treinta minutos, tres o cuatro veces a la semana, haz carreras intensas con saltos breves).
    5. Bebe agua: Beber, al menos, un litro y medio de agua al día es básico para mantenernos hidratados y mejorar la circulación sanguínea.
    6. Gimnasia facial: Solo en el rostro y en el cuello tenemos más de 50 músculos, pero no todos los utilizamos, por lo que van perdiendo tono y firmeza. Además, con los años, la piel se vuelve más tersa y la grasa subcutánea se reduce. El resultado es un rostro con flacidez. Para solucionarlo un remedio eficaz es la gimnasia facial.
    7. Manos hidratadas: Las manos son uno de los puntos clave, ya que se resecan y pueden envejecer más rápido. Es fundamental protegerlas e hidratarlas para minimizar las manchas y su sequedad.
    8. Corrección postural: Un tronco recto da imagen de confianza y además una mala postura es un riesgo para la salud. De hecho, las posturas incorrectas son la principal causa de desarrollo de futuras lesiones y patologías, pequeñas molestias que, con el tiempo, provocan dolor agudo o crónico. Recuerda mantener siempre tu espalda recta, los hombros hacia atrás y los abdominales contraídos.
    9. Alíate con las cremas: La piel es un reto a cualquier edad, sobre todo a partir de los 40. Por un lado, elige fórmulas hidratantes y frescas y por otro, productos específicos para evitar las manchas y rojeces propias de la edad.
    10. Actitud sana y sin malos rollos: ¿De qué te sirve darle vueltas a un problema cuando la solución no está en tus manos? Ya sea del presente o del pasado lo mejor es concentrar las fuerzas en lo que sí puedes hacer, es decir, en lo que depende de ti.

    970

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Remedios caserosSalud de MujerConsejos SaludEnvejecimiento

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares