Navidad 2016

Tumor o quiste: descubre las diferencias

Tumor o quiste: descubre las diferencias

Tumor o quiste: descubre las diferencias. Al sentir un bulto o inflamación en el cuerpo siempre creemos que es un tumor, pero éste en verdad puede ser un quiste y en caso de ser tumor, también hay que diferenciar entre los benignos y los malignos.

por en Cáncer, Salud de Mujer, Consejos Salud, Quistes
Última actualización:

    Tumor o quiste

    Tumor o quiste: descubre las diferencias. Cuando sentimos que tenemos un bulto o una inflamación en alguna zona de nuestro cuerpo en la que no debería estar nos preocupamos, y casi siempre nos ponemos en lo peor pensando que puede ser un tumor maligno. Pero esto no siempre es así, ya que a pesar de que a veces podemos estar en lo cierto, también puede tratarse de un tumor benigno o de un quiste, que no es lo mismo. Por eso es bueno saber diferenciarlo y así conocer un poco más a qué nos enfrentamos cuando nos encontramos un bulto en alguna zona del cuerpo que no debería estar ahí.

    En el caso de las mujeres, muchas veces nos asuntamos al palparnos el pecho y ver que tenemos un bulto, ya que rápidamente los asociamos con un cáncer de mama, pero no siempre es así, porque puede tratarse de alguna alteración benigna.

    Es verdad que podemos tener un tumor, pero éste puede ser benigno, con lo que no necesariamente malo, o un quiste. Hoy te vamos a enseñar la diferencia entre tumor y quiste, los cuales no sólo se dan en el pecho, sino que también nos pueden surgir en otras partes del cuerpo y es necesario saber a qué nos enfrentamos realmente.


    Un tumor es una alteración de los tejidos que produce un aumento de volumen (por eso antes hablábamos de que podemos notar bultos) y por tanto, un agrandamiento anormal de una parte del cuerpo.

    Solo con oír la palabra tumor ya nos ponemos en lo peor pensando que lo que padecemos es algo muy grave, pero como ya hemos dicho los hay de dos tipos: benignos y malignos.

    Los tumores benignos no suponen un grave riesgo para nuestra vida ya que las células que lo conforman permanecen juntas y no se extiende de forma agresiva ni invade otros tejidos, por lo que se extirpa y en la mayoría de los casos no reaparecen.

    Los tumores malignos, sin embargo, son los cancerígenos y lo que sucede con ellos es que las células crecen rápidamente y pueden dañar e invadir otros tejidos y órganos provocando una metástasis.


    Los quistes son pequeñas bolsas o saquitos de aire, fluido o material semi-sólido que se generan en el organismo. Estos pueden ser el resultado de un problema en el desarrollo embrionario durante el embarazo o aparecer de repente sin una causa justificada aparente.

    Los quistes pueden ser peligros porque pueden afectar a los tejidos u órganos más cercanos y pueden desaparecer de forma espontánea, por drenaje o interviniendo quirúrgicamente, aunque estas operaciones no suelen ser de gran envergadura, dependiendo de dónde esté situado y del tipo que sea.

    Es bueno conocer estas diferencias para no alarmarnos excesivamente sin razón, pero lo más importante para prevenir este tipo de inflamaciones o cualquier problema de salud es la prevención, y por ello debemos realizarnos chequeos médicos anualmente.

    668

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerSalud de MujerConsejos SaludQuistes

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares