Úlcera gástrica: Síntomas, dieta y tratamiento

Úlcera gástrica: Síntomas, dieta y tratamiento

La úlcera gástrica es un molesto trastorno cuyos síntomas iniciales ya son de por sí difíciles de ignorar. ¿Cuáles son las señales de alarma?, ¿qué conviene cambiar en nuestra dieta para tratar los síntomas?

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    La úlcera gástrica, como su nombre indica, afecta al aparato digestivo. Puede no dar síntomas de manera continúa, pero lo cierto es que cuando aparecen son muy molestos, lo que hace difícil ignorarlos y subestimarlos. Gran parte de la clave de su prevención, al igual que su tratamiento en caso de aparición, está en la dieta. Es importante revisar la alimentación, ya que algunos alimentos o hábitos pueden estar afectando seriamente a nuestro estómago y, en especial, al revestimiento, lo que hace que aparezcan las úlceras.

    La úlcera gástrica es una lesión de la capa superior de la mucosa del estómago, que suele tener forma ovalada o redonda. En los casos más severos puede afectar a las capas más profundas de la mucosa gástrica.

    Una alimentación desequilibrada, una dieta demasiado rica en grasas, el tabaco, las bebidas alcohólicas e, incluso, el estrés, nos pueden hacer más vulnerables a las úlceras gástricas, cuya aparición también está vinculada a la bacteria Helicobacter pylori.

    En condiciones normales, la mucosa que reviste las paredes internas del estómago, con la ayuda de los mecanismos de defensa, protege y repara los tejidos de la agresión de los jugos gástricos. Cuando las defensas no funcionan correctamente, la mucosa termina siendo erosionada provocando la aparición de la úlcera.

    Son difíciles de ignorar, y en ocasiones de soportar, ya que la úlcera gástrica puede venir acompañada de dolor e intenso ardor de estómago después de las comidas, indigestión, náuseas, vómitos y distensión en el abdomen.

    Para detectar la presencia de la úlcera, además de conocer si existen otros factores de riesgo, es fundamental consultar a un especialista y someterse a una serie de exámenes.

    En concreto, la endoscopia es la prueba de diagnóstico más común, ya que permite la visualización directa del tamaño, ubicación y forma de la úlcera, mediante el uso de herramientas especiales, como los endoscopios (pequeños tubos equipados con cámara, introducido a través de la garganta) que visualizan el interior del estómago.

    En el caso de la úlcera gástrica, el especialista puede prescribir la toma de medicamentos específicos, generalmente antisecretores, o bien una combinació de fármacos para combatir la infección de Helicobacter pylori.

    Además del tratamiento farmacológico, es fundamental revisar los hábitos en la mesa. Comer sano es la mejor manera de evitar que los síntomas vuelvan a aparecer. De igual manera, en el caso de los fumadores, hay que evitar el tabaco, ya que el humo es dañino para el estómago, retrasando la curación de las lesiones de la mucosa. Las bebidas alcohólicas también es mejor evitarlas, porque irritan la mucosa gastrointestinal. En cuanto al uso de otros medicamentos,m evita los anti-inflamatorios .

    En cuanto a la dieta, para mantener a raya la acidez estomacal y las úlceras, ha que tener cuidado con lo que comemos, evitando las comidas demasiado abundantes, cargadas de grasa y condimentos, demasiados ricos en especias (sobre todo picantes) o el tomar platos o bebidas demasiados calientes o demasiado fríos. También hay que cuidar las horas de las comidas, es decir, planificar los horarios (5 comidas al día), evitar evitar los atracones antes de ir a la cama o abusar de los aperitivos entre horas.

    También te puede interesar: Úlcera péptica: Síntomas y tratamiento para calmar el estómago y descubre las 10 claves infalibles para proteger el estómago de forma natural.

    766

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares