Útero bicorne: Riesgos del útero en forma de corazón

La particular forma que adquiere el útero bicorne delata las consecuencias que puede tener sobre la salud reproductiva de la mujer.

por , il

    Útero bicorne: Riesgos del útero en forma de corazón

    El útero bicorne o útero en forma de corazón es una malformación congénita del útero o matriz que, en lugar de tener forma de pera, presenta una hendidura en la parte de arriba, provocando una característica forma como si tuviera dos cuernos. De ahí que también se le defina como útero de dos cuernos.

    ¿Por qué se produce el útero bicorne? La respuesta está en el desarrollo incompleto de los conductos de Müller, órganos embrionarios cuya evolución durante el segundo mes de gestación da lugar a la formación de las trompas de Falopio, del útero y de la vagina (en los hombres estos conductos desaparecen). ¿Afecta el útero bicorne a la fertilidad femenina?, ¿qué significa tener útero bicorne?

    Diagnóstico del útero bicorne

    Las malformaciones uterinas suelen ser asintomáticas, es decir, no presentan síntomas. El útero bicorne, aunque poco frecuente, se detecta al realizar una prueba como un examen de pelvis, una ecografía o una histeroscopia. Las mujeres con útero bicorne pueden tener menstruaciones y periodos de ovulación dolorosos, aunque estos síntomas también son comunes en mujeres con el útero normal.

    La malformación puede presentar diferentes grados en función de la separación del útero (cuando llega hasta al cérvix se denomina útero bicorne bicollis).

    Riesgos del útero bicorne

    utero bicorne riesgos
    • El útero en forma de corazón puede ser causa de problemas de fertilidad femenina, aunque el mayor riesgo de esta malformación afecta al embarazo y a sus posibilidades de llevarlo a buen término.
    • El embarazo con útero bicorne tiene más posibilidades de complicaciones durante la gestación y el parto, por lo que es más habitual que el médico lo considere embarazo de alto riesgo (esto implica un control más exhaustivo y cuidados especiales durante el embarazo).
    • El útero bicorne aumenta las probabilidades de aborto involuntario en los tres primeros meses de gestación o de parto prematuro. Esto último está causado por la forma del útero que puede dejar poco espacio al futuro bebé, siendo recomendable que la madre guarde reposo durante el tercer trimestre (desde la semana 28).
    • La anomalía del útero puede causar que el bebé se coloque en posición de nalgas al nacer, siendo necesario recurrir a una cesárea.
    • En caso de infertilidad o abortos repetidos puede ser necesario recurrir a la cirugía para corregir el defecto, siempre contando con la valoración del médico.

    También te puede interesar: Pólipo uterino: Todo sobre los tumores benignos de útero y todo sobre las trompas obstruidas: síntomas, causas y tratamiento.