Vaginitis por Gonococo: Qué es, síntomas y tratamiento

Descubre qué delata a la vaginitis por Gonococo y por qué conviene tratar la infección causada por la misma bacteria que la gonorrea.

por , il

    Vaginitis por Gonococo: Qué es, síntomas y tratamiento

    La vaginitis por Gonococo o vaginitis gonocócica es un tipo de vaginitis causada por bacterias, una infección o inflamación que afecta a la vagina. La responsable es la bacteria Neisseria gonorrhoeae (N. gonorrhoeae), la misma que puede causar la ETS conocida como gonorrea. Además de los molestos síntomas con los que suele manifestarse, la vaginitis gonocócica puede aparecer con otras infecciones vaginales.

    La mayoría de los casos de vaginitis en la edad fértil se producen por infecciones. El gonococo es una bacteria que generalmente se localiza en la zona genital y siendo una de las infecciones de transmisión sexual más comunes. En el caso de la mujer puede causar inflamación de la vagina y de la vulva. La vaginitis por gonococo tiene tratamiento, por lo que es importante no subestimar los síntomas porque pueden tener serias consecuencias para la salud de la mujer.

    Síntomas vaginitis por Gonococo

    vaginitis por gonococo sintomas

    Aunque pueden compartir algunos síntomas cada tipo de vaginitis tiene sus particularidades. De ahí la importancia de relatar al médico todos los signos que puedan ayudar a identificar exactamente el tipo de bacteria causante de la infección. En el caso de la vaginitis gonocócica los síntomas más comunes son:

    • El flujo vaginal presenta un color amarillento y pueden aparecer restos de sangre.
    • Molestias y sensación de ardor en la zona vaginal.
    • Dolor al orinar.
    • Dolor en la zona baja del abdomen durante las relaciones sexuales.
    • Sangrado al mantener relaciones sexuales.

    Tratamiento de la vaginitis por Gonococo

    La vaginitis por Gonococo se debe tratar para evitar que la infección pueda tener consecuencias a largo plazo para la salud, ya que en el caso de la mujer aumenta el riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica, desajustes del ciclo menstrual o embarazos ectópicos. La bacteria que provoca este tipo de vaginitis también se asocia con una mayor probabilidad de infertilidad.

    Este tipo de vaginitis se trata con antibióticos, cuya duración dependerá de la intensidad de los síntomas, de la historia clínica del paciente y de la evolución de la infección. Conviene extremar el cuidado de la higiene íntima y vigilar cualquier alteración del flujo vaginal. Tratamiento que, en caso de infección por transmisión sexual, también debe seguir la pareja porque el gonococo es una bacteria de fácil contagio y para evitar posibles recaídas.