Navidad 2016

Varices en las piernas: prevención y tratamiento de la flebitis

Varices en las piernas: prevención y tratamiento de la flebitis

Varices: prevención y tratamiento. Un problema de salud y estético que afecta principalmente a las mujeres. Las varices son venas dilatadas debido al mal funcionamiento de sus válvulas. Prevenirlas pasa por seguir una serie de consejos básicos para cuidarse, como practicar algún tipo de deporte y evitar estar demasiado tiempo sentada. El embarazo, y los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer, son una de las causas principales de aparición de varices. Te damos algunos consejos para prevenir y tratar las varices.

por en Embarazo, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Circulación de la sangre, Consejos
Última actualización:

    piernas

    Varices: Prevención y tratamiento de un problema de salud y estético y que, además, se da con mayor frecuencia entre las mujeres. Las varices suelen afectar a las venas de las piernas. En concreto, son venas dilatadas debido a un mal funcionamiento de sus válvulas. Si no se tratan, las varices pueden empeorar y sobre todo impedirá a quien las padece lucir sin complejos sus piernas. En algunos casos, es necesario realizar una intervención quirúrgica para eliminar las varices. Lo último, el tratamiento láser.


    Las venas son las encargadas de llevar la sangre al corazón, desde los pies hacia arriba. Para ello, el sistema venoso cuenta con una serie de válvulas que, cuando se debilitan, provocan que las venas se inflamen y, con ello, que el flujo de la circulación sanguínea no sea regular. El resultado es la aparición de las varices que, en términos médicos, son un cúmulo sanguíneo en la vena en forma de bultos tortuosos de color azulado o morado.

    Aunque suele ser en los meses de calor cuando notamos más la sensación de pesadez en las piernas, durante el resto del año también debemos prestarle atención a su salud y cuidados. De hecho, las piernas cansadas –e incluso doloridas-, son uno de los síntomas más comunes de la aparición de varices. Y junto a éste, otros síntomas de las varices en las piernas son los calambres en las piernas, la hinchazón de los pies, sensación de picor en las piernas o cambio de tonalidad de la zona de la piel en la que se manifiestan las varices. Respecto al síntoma del picor hay que señalar que las varices pueden provocar dermatitis (irritación, aparición de pequeñas heridas al rascar). Los síntomas de las varices no solo empeoran con el calor, sino que durante la noche pueden mermar la calidad del sueño.

    Las varices son un trastorno de salud muy frecuente, sobre todo entre las mujeres. De hecho, según datos médicos, una de cada dos mujeres padecerá varices, una patología que no tiene edad, ya que pueden aparecer en cualquier momento. Así, entre los grupos de riesgo de padecer varices se incluyen las personas con predisposición genética (las varices se heredan), personas que permanecen mucho tiempo de pie, mujeres embarazadas y pacientes con diagnóstico de trombosis venosa. La predisposición genética, unida a unos hábitos de vida poco saludables, es un factor determinante en su aparición.


    Además de la denominada tromboflebitis, o inflamación de una vena por la formación de un trombo o coágulo sanguíneo, otra de las causas más frecuentes de aparición de varices es el desarrollo del embarazo y los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer durante esta etapa (aumento de peso, aumento de las necesidades circulatorias…). Hay otros factores que también inciden en la aparición de varices:

    • Estar demasiado tiempo sentada. Es conveniente practicar algún tipo de deporte o actividad física, sobre todo si tienes un trabajo sedentario. En el caso de las mujeres embarazadas, practicar deportes como la natación te reportará, entre otros beneficios, una mejora de la circulación sanguínea.
    • Exceso de peso
    • La predisposición genética. Podría decirse que las varices se heredan, porque es un factor muy importante a tener en cuenta.
    • Uso de píldoras anticonceptivas y estrógenos sustitutivos.


    La activación de la circulación sanguínea es la mejor manera de prevenir las varices, así como de proporcionar descanso y aliviar la sensación de pesadez de las piernas.

    Para prevenir la aparición de varices, es aconsejable:

    • Evitar estar demasiado tiempo sentada o de pie. Cuando te tumbes, procura poner las piernas en alto. Es aconsejable, evitar cruzar las piernas al sentarse.
    • Practicar deporte y caminar con frecuencia.
    • Evitar las duchas o baños con agua demasiado caliente.
    • Evita exponer las piernas directamente al sol.
    • Los tacones altos no son nada aconsejables para evitar las varices, al igual que la ropa demasiado ceñida.
    • Hay que huir de los alimentos con altos contenidos en grasas, ya que las grasas saturadas influyen de manera negativa sobre la circulación sanguínea.
    • Toma infusiones diuréticas que mejoran la circulación.
    • Añade ajo y cebolla a tus platos. Estos alimentos son muy buenos para activar la circulación.
    • Una dieta equilibrada, rica en fibra. También es importante la hidratación (beber más de dos litros de agua al día).


    Si las varices producen un dolor intenso e incluso incapacitante será necesario aplicar un tratamiento más severo, al igual que si se repiten las tromboflebitis, cuando se produce la rotura de y sangrado de las varices o, simplemente, por incomodidad estética. Y es que, además de ser poco estéticas, las varices pueden tener complicaciones (hemorragia de una vena o varicorragia, o tormbosis de las venas o varicotrombosis).

    Entre los tratamientos de las varices el láser está considerado como uno de los menos invasivos, al tiempo que cuenta con otras ventajas, como la de ayudar a eliminar las varices o lesiones más pequeñas.

    Para aliviar los síntomas y evitar la proliferación de las varices, y antes de recurrir a la cirugía, es aconsejable probar con un tratamiento de fármacos antivaricosos o venotónicos. Si no funciona, hay dos técnicas principales:

    • Esclerosis: Para varices pequeñas. Se basa en cicatrizar las varices tras inyectar una sustancia química.
    • Cirugía: La eliminación definitiva de la vena afectada. Este tratamiento requiere reposo. Aunque en este punto hay que señalar como novedad el láser.

    Pero antes de pensar en la cirugía intenta otros métodos o consulta a tu médico, él te ayudará con la mejor fórmula para ti.

    Existen otros remedios para las varices en las piernas como pequeños masajes o aceites, pero no las eliminan completamente. Como curiosidad te diremos que las varices en las piernas en los hombres también son corrientes aunque pensemos lo contrario.

    1331

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerCirculación de la sangreConsejos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares