Venenos blancos que deberías evitar en tu alimentación

Descubre qué alimentos son considerados venenos blancos por sus efectos para la salud si abusamos de su consumo.

por , il

    Venenos blancos que deberías evitar en tu alimentación

    ¿Sabes cuáles son los venenos blancos que conviene evitar en tu alimentación? Cinco alimentos, inofensivos en apariencia, y que además del color, el blanco, comparten el resultar perjudiciales para la salud si se consumen en exceso.

    La sal, el azúcar o las harinas refinadas son algunos de los alimentos con los que conviene ser más precavidos y, en caso de consumirlos, hacerlo de manera esporádica u optar por otros sustitutos más saludables para endulzar los alimentos o añadir un extra de sabor. Alimentos a los que se ha etiquetado como venenos blancos porque su consumo excesivo puede aumentar los riesgos de enfermedades como diabetes, hipertensión arterial o sobrepeso, entre otras.

    Los alimentos llamados venenos blancos

    ¿Cuántos de los alimentos llamados venenos blancos tienes en la despensa o consumes a diario? Una etiqueta que se han ganado también por su bajo aporte nutricional.

    Arroz blanco

    arroz veneno blanco

    El arroz blanco no es el primer alimento sobre el que indagan los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, ya lo hicieron con la leche de vaca. En cuanto al arroz blanco, un clásico de la alimentación, un estudio constató que tomar más de 5 porciones a la semana puede aumentar hasta un 17% los riesgos de padecer diabetes ya que provoca aumentos bruscos de glucosa. Opta mejor por el arroz integral.

    Sal refinada

    sal refinada

    La sal de mesa refinada es cloruro sódico, sin ningún aporte nutritivo. No solo hay que tener en cuenta la sal que añadimos con el salero, sino la sal oculta de los alimentos. Así, por ejemplo, la comida chatarra multiplica los niveles saludables. El exceso de sal aumenta el riesgo de hipertensión y problemas cardíacos.

    Azúcar blanca refinada

    azucar blanca refinada

    El azúcar refinada tiene calorías cero, es decir, no tiene valor nutricional. Pero lo que sí aporta son calorías, por lo que abusar de su consumo aumenta el riesgo de sobrepeso.

    Harina blanca refinada

    harina blanca veneno blanco

    Cuanta más blanca es la harina, más refinada y por tanto menos nutrientes. Es uno de los ingredientes presentes en el pan y la bollería, siendo recomendable optar por el pan integral o el pan de centeno, más saludables. El exceso de harina blanca refinada en la alimentación aumenta el riesgo de colesterol o diabetes.

    Leche de vaca pasteurizada

    leche de vaca pasteurizada

    La leche, al ser sometida al proceso de pasteurización, pierde la fosfatasa, esencial para absorber el calcio. Según un estudio la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos, es una de las principales causantes de la alergia en niños. La leche de vaca también tiene un alto contenido en grasa, lo que aumenta el riesgo de colesterol.