Veo moscas volantes: Causas de las miodesopsias

¿Veo moscas volantes en un ojo? Descubre qué hay detrás de estas manchas que flotan y que comienzan a ser una molestia en tus ojos.

por , il

    Veo moscas volantes: Causas de las miodesopsias

    ¿Por qué veo moscas volantes? Las moscas volantes son un defecto ocular, unas pequeñas manchas o cuerpos flotantes en nuestro campo visual, de color oscuro, que forman parte del proceso degenerativo del ojo causado por la edad, por lo que no suelen revertir mayor importancia y el ojo termina acostumbrándose a ellas. Las moscas flotantes es la denominación común para lo que en términos médicos se conoce como miodesopsias.

    Suelen aparecer cuando hay más luz o en determinadas posiciones de la cabeza o al mirar un objeto muy claro o un fondo muy luminoso (una pared, una hoja en blanco, el cielo…).

    Moscas volantes, ¿qué son?

    Según los expertos, este defecto está causado por el gel vítreo, sustancia gelatinosa que rellena el interior del ojo, al volverse más líquido. Esto provoca que las diminutas condensaciones gelatinosas comiencen a flotar y, al proyectar su sombra sobre la retina, aparezcan en forma de puntos, líneas, círculos, telarañas…o lo que llamamos moscas volantes.

    Causas de las miodesopsias

    • Envejecimiento del gel vítreo del ojo.
    • Miopía.
    • Cirugía reciente de cataratas.
    • Cirugía láser en el ojo.
    • Traumatismo directo o indirecto en el ojo o cabeza.
    • Lesión espontánea de la retina.
    • La diabetes también puede provocar miodesopsias.

    Aunque la aparición de las moscas volantes es normal en el proceso de envejecimiento del vítreo, sí hay que vigilar que la gelatina vítrea no se desgarre al separarse de la retina, lo que podría provocar alguna leve hemorragia en el ojo, aumentando las moscas o cuerpos flotantes. En este caso hay que prevenir un posible desprendimiento de retina.

    Moscas volantes, ¿qué hacer?

    Las moscas volantes no tienen tratamiento, pero sí se puede evitar que molesten con menos frecuencia, como por ejemplo, utilizando gafas de sol en espacios abiertos, evitar fijar la vista en superficies muy claras o tratar de enfocar las manchas con la mirada. Es aconsejable realizar una visita al oftalmólogo para descartar que las miodesopsias sean síntoma de un trastorno de los ojos más severo. Cuidar la salud visual es fundamental a cualquier edad.

    Cuando las miodesopsias generan otras molestias añadidas (estrés, fatiga), y sobre todo dificultan seriamente la visión, existe la alternativa de la cirugía intraocular o vitrectomía o a la fotodisrrupción con la utilización de láser. En caso de duda, consulta siempre a tu médico.

    También te puede interesar: 10 cosas que dicen tus ojos sobre tu salud y toma nota de todo lo que necesitas saber sobre la operación de miopía: riesgos y consejos según la edad.