Navidad 2016

Vigorexia: Síntomas, causas y cómo curarla

Vigorexia: Síntomas, causas y cómo curarla

El culto excesivo por lucir un cuerpo musculoso y moldeado puede convertirse en obsesión. Es lo que se conoce como vigorexia. ¿Por qué aparece y cómo curarla?

por en Salud de Mujer, Trastornos alimenticios, Consejos Dietas
Última actualización:
    Vigorexia: Síntomas, causas y cómo curarla

    La vigorexia es un trastorno del comportamiento desconocido para la gran mayoría. No en vano, el término vigorexia se reconoce en el año 1993. También conocida como complejo de Adonis o anorexia atlética, son los jóvenes los más proclives a caer en la obsesión de tener un cuerpo musculoso y moldeado. El problema no estriba en el cuidado del cuerpo, sino en convertirlo en una auténtica obsesión que, incluso, lleva a quien la padece a tener una percepción distorsionada de su cuerpo, creyendo que no tienen suficiente masa muscular. Esto suele llevar a realizar ejercicio físico de manera exagerada y a modificar la dieta, incluyendo más hidratos de carbono y proteínas y eliminando los alimentos grasos.

    La vigorexia lleva a quien la padece a dedicar gran parte de su tiempo y energía en cuidar el físico. El objetivo es aumentar, incluso sin pensar en las proporiciones, el volumen y el tono muscular. Esto incluso puede llevar a descuidar otras actividades diarias, como las relaciones sociales, en beneficio del culto al cuerpo. Hay otro riesgo añadido, y es la tendencia de quien padece vigorexia a tomar complejos proteicos y de anabolizantes para mejorar el tono muscular, algo que puede tener graves consecuencias para la salud. Para distinguir entre quien practica deporte de una manera sana y quien puede padecer vigorexia, el parámetro no solo está en la cantidad de ejercicio físico, sino también en el grado de fijación mediante el cual una persona vive el deporte.

    Ser obsesivo, en estos casos, significa manifestar una preocupación continua y excesiva por los resultados obtenidos en el gimnasio.

    Los más propensos a padecer vigorexia son los hombres, aunque las mujeres también pueden padecerla. El grupo de edad más frecuente entre 25 y 35 años, seguido del grupo de 18 y a 24 años, aunque esto no quiere decir que la obsesión por el cuerpo no aparezca después de los 40. De hecho, la conciencia del paso del tiempo puede llevarnos buscar en el deporte una solución al envejecimiento. Incluso aquellos que tienen una baja autoestima pueden verse atraídos por el mito del cuerpo perfecto y musculoso.

    La vigorexia puede tener consecuencias importantes para la salud, ya que puede causar problemas físicos debido al exceso de entrenamiento o una dieta baja en calorías. Además, este trastorno suele venir acompañado de episodios de depresión (por la la dieta inadecuada y el exceso de entrenamiento), aparición de problemas cardiovasculares y trastornos del sistema nervioso. Es fundamental consultar a un psicólogo o un psiquiatra para seguir el tratamiento más adecuado en cada caso.

    También te puede interesar: Exceso de ejercicio fisico: consecuencias y cómo evitarlas y descubre los trastornos alimentarios: cuando la comida se convierte en obsesión.

    589

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Salud de MujerTrastornos alimenticiosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares