Virus Powassan: Claves de la alerta por picadura de garrapatas

El virus Powassan que pueden transmitir algunas garrapatas vuelve a poner en el punto de mira los riesgos de sus picaduras.

por , il

    Virus Powassan: Claves de la alerta por picadura de garrapatas

    El virus Powassan es un tipo de virus que transmiten las garrapatas, en concreto una variante del denominado virus de la encefalitis por garrapatas, y que transmiten las garrapatas de ciervo o garrapatas de patas negras. Lo que preocupa es que se trata de uno de los virus más activos transmitidos por las garrapatas.

    Las garrapatas son parásitos temporales (de la familia de los ácaros y arácnidos) que se alimentan de la sangre de los vertebrados (animales silvestres, ganado doméstico…). Para que se produzca el contagio en humanos es necesaria la picadura de una garrapata. No todas las garrapatas son iguales (hay más de 800 especies) y, aunque no todas transmiten enfermedades, hay algunas que pueden entrañar riesgos.

    Riesgos prácticamente desconocidos para la mayoría, hasta la aparición de varios casos en nuestro país de contagio por fiebre hemorrógica de Crimea Congo a través de una picadura. El temor por las garrapatas se hace realidad además se ha identificado a otro virus aún más activo y peligroso, el virus de Powassan.

    Enfermedad de la garrapata del ciervo

    La garrapata del ciervo (del tipo Ixodes Ricinus), más oscura que la garrapata marrón de los perros, es la garrapata que transmite la enfermedad de Lyme, una infección bacteriana. Cuando la garrapata pica al ciervo o al ratón infectado con esta bacteria (Borrelia burgdorferi) se contagia. Según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el año pasado se detectaron 75 casos.

    La enfermedad de Lyme toma su nombre de la ciudad americana donde se diagnosticó el primer caso, a finales de la década de 1970. El principal riesgo es que si no se trata la enfermedad de Lyme puede afectar al cerebro, articulaciones o corazón. Los primeros síntomas pueden aparecer varias semanas o meses después de la picadura. Su cuadro de síntomas puede incluir:

    • Dolor de músculos y articulaciones.
    • Fatiga.
    • Picazón generalizada.
    • Episodios de fiebre.
    • Náuseas y vómitos.
    • Mareos.
    • Rigidez en el cuello.
    • Migrañas.
    • Afectación visual.
    • Problemas motrices.
    • Trastornos del habla.
    • Confusión mental.

    Evitar las picaduras de garrapatas

    La prevención es esencial para evitar las picaduras de estos incómodos parásitos.

    • Si vamos a salir al campo, llevar ropa adecuada (botas, calcetines, pantalón largo, camiseta por dentro del pantalón para no dejar espacio abierto, sombrero).
    • Procurar llevar ropa de colores claros para encontrar las posibles garrapatas adheridas.
    • Después de estar al aire libre, revisar la ropa, el pelo y la piel, sobre todo en zonas como la cintura, axilas, parte posterior de las rodillas y cuello.
    • Aplicar repelentes de insectos en la parte inferior del pantalón, los puños del jersey o camisa y en las botas antes de salir al campo.
    • En caso de picadura, retirar lo más rápido posible la garrapata.
    • Nada de aplicar aceites u otros productos para adormecer a la garrapata. Lo más efectivo es utilizar una pinza antigarrapatas para retirarla de la piel.
    • Desinfectar la zona con un antiséptico.

    También te puede interesar: Garrapatas en España: Dónde se esconden y cuáles son sus peligros y descubre cuáles son los riesgos y qué hacer ante la picadura de una garrapata.