Navidad 2016

Virus VPH: ¿Se reactiva?

Virus VPH: ¿Se reactiva?

Virus VPH: ¿Se reactiva? El virus del papiloma humano tiene la capacidad de permanecer latente durante años. De la misma manera que puede ser asintómatico y remitir de manera espontánea, los especialistas también apuntan a que puede permanecer oculto y reactivarse años después. De ahí, la importancia de la prevención, con la vacunación como medida más efectiva.

por en Cáncer, Enfermedades frecuentes, Ginecología, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Virus del papiloma humano
Última actualización:

    virus papiloma humano prevencion

    Virus VPH: ¿Se reactiva? La respuesta es que sí, ya que tiene la capacidad de poder permanecer latente y reaparecer. Hay que tener en cuenta además que suele cursar sin apenas señales, por lo que la infección puede pasar inadvertida. De ahí la importancia de la prevención, y sobre todo sabiendo, como han constatado los especialistas, que el virus del papiloma humano puede provocar alteraciones que, en un porcentaje de casos, derivan en un diagnóstico de cáncer de cuello uterino. La vacunación ha demostrado ser la medida preventiva más eficaz tanto en niñas como en mujeres hasta los 45 años, así como en mujeres que ya han tenido infecciones previas por los tipos 16 y 18 de este virus.


    La infección por el Virus del Papiloma Humano, VPH, principal factor de riesgo del cáncer de cuello uterino, puede ser asintomática (no presenta síntomas) y permanecer latente durante años. De ahí la importancia de su prevención y, en caso de padecerla, diagnosticarla lo antes posible. Se estima, según datos médicos y según el estudio Cleopatra, que aproximadamente el 14% de las mujeres, de edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, padecen virus del papiloma humano. El mayor número de casos se registra en la población joven, entre los 18 y los 26 años.

    Aunque es cierto que en la mayoría de los casos (aproximadamente el 80%) el virus remite de manera espontánea y sin dejar secuelas, en el 20% restante puede permanecer latente en el organismo, en ocasiones durante años.

    En un 5% aproximadamente de estos casos, el virus puede provocar alteraciones celulares en el cuello del útero que, con el paso del tiempo, pueden derivar en cáncer.


    Aunque suele cursar sin apenas signos, una de las manifestaciones que nos pueden alertar son la aparición de verrugas en la zona íntima (cuello de útero, vagina). La forma más común de contagio es a través de las relaciones de pareja.

    La vacuna es, según los especialistas, la forma más eficaz de prevenir la aparición del virus del papiloma y prevenir reinfecciones. De hecho, aunque la vacuna se administra entre 11 y los 14 años, los expertos también recomiendan vacunarse a las mujeres que ya sufren lesiones por el VPH, ya que entre los 35 y los 45 años el VPH repunta, siendo la vacuna útil para evitar la reaparición de la infección en pacientes ya tratadas. Los médicos y especialistas recomiendan consultar esta posibilidad a aquellas mujeres que cumplan alguno de estos factores: tener más de 40 años, ser fumadora, estar en la etapa de la menopausia, tomar anticonceptivos, haber padecido abortos o presentar lesiones en la citología, una sencilla prueba no invasiva que permite detectar posibles cambios en las células producidos por el VPH antes de que se conviertan en cáncer.

    Cabe recordar que el virus del papiloma humano engloba a más de un centenar de tipos diferentes. Al menos, 15 de estos virus (especialmente el genotipo 16 y 18) se consideran de alto riesgo ya que pueden producir cáncer de cuello uterino.

    649

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesGinecologíaPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludVirus del papiloma humano

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares