Vitaminas que incrementan el deseo sexual femenino

Vitaminas afrodisíacas, un aliado en la dieta para incrementar el deseo sexual.

por , il

    Vitaminas que incrementan el deseo sexual femenino

    Las vitaminas, además de ser un nutriente esencial en la dieta, pueden hacer despertar la pasión y el deseo sexual. Cada vitamina cumple su función (de hecho, su carencia puede ser síntoma en muchos casos de un trastorno de salud), y algunas de ellas, por sus propiedades, se han ganado estar en la lista de las que podríamos considerar vitaminas afrodisíacas. Lógicamente, hay muchos factores que influyen en el descenso o aumento del deseo sexual, pero el estrés, el cansancio, el exceso de responsabilidad, el ritmo ajetreado de vida, la monotonía… suelen tener mucho que ver. Y, por supuesto, una alimentación desequilibrada también puede pasarnos factura al robarnos energía.

    Vitaminas para aumentar el deseo en la mujer

    Para que la dieta se convierta en un aliado de primera para incrementar el deseo sexual vamos a ver cuáles son las vitaminas a las que prestar atención, y a partir de ahí los alimentos que las contienen en mayor cantidad.

    Vitamina A

    La vitamina A ayuda a mantener la regularidad de los ciclos menstruales, y de hecho la carencia de vitaminas puede estar detrás de los desajustes hormonales. Presente en frutas y verduras, como zanahoria, albaricoque, tomate, espinacas, pimiento, pomelo, sandía o mango, entre otros.

    Vitamina B

    En estre grupo hay que destacar:

    • Vitamina B3: esencial para mantener la resistencia cuando se produce un gasto energético elevado en poco tiempo (relación sexual) y para aumentar el rubor sexual y mejorar el orgasmo. Está presente en el arroz, anchoas, pollo, pavo o atún.
    • Vitamina B6: incrementa la libido y favorece la producción, entre otras, de estrógenos, células rojas, dopamina y serotonina. Etá presente en los aguacates, tomates, plátanos y coles de Bruselas.
    • Vitamina B12: favorece la producción de células rojas en el cuerpo, activando la circulación y ayudando a una relación más intensa y larga. La podemos encontrar en mariscos y pescados (salmón, caballa, bacalao, atún, ostras, almejas, mejillones) o en los huevos.

    Vitamina C

    Además de ayudar a reducir el estrés y mejorar las defensas, la vitamina C interviene en la síntesis de las hormonas (estrógenos, progesterona…) directamente relacionadas con la sexualidad y la fertilidad. Los cítricos (naranjas, limones, pomelos…) son la principal fuente de vitamina C, así como el kiwi, tomate o las fresas.

    Ácido fólico

    Un nutriente clave de la sexualidad y fertilidad, importancia extensiva a etapas como el embarazo. Está presente en las semillas de girasol, almendras, zanahoria, brócoli, espinacas, coles de Bruselas, apio o remolacha.

    Vitamina D

    Salir a dar un paseo para empaparse de vitamina D, otro de los nutrientes que no pueden faltar en tu dieta, y que además ayuda a mejorar las relaciones sexuales. Así, según una investigación realizada por la Universidad de Graz, en Austria, esta vitamina aumenta la producción de endorfinas generando un aumento de la la libido.

    Vitamina E

    La vitamina más relacionada con la sexualidad, además de ser un antioxidante de primera. Esta vitamina, en concreto, favorece el flujo sanguíneo y el aporte de oxígeno hacia la zona genital. También interviene en la producción de las hormonas sexuales. Está presente en el huevo (yema), nueces, tomate, espinacas, espárragos o pan con cereales, entre otros.

    También te puede interesar: Remedios naturales para potenciar la fertilidad de la pareja y descubre los 10 alimentos afrodisíacos más eficaces.