Xerostomía: Riesgos de tener la boca seca

¿Qué sucede cuando no produces suficiente saliva? ¿Sueles tener la boca seca? Descubre los riesgos que tienes de padecer xerostomía.

por , il

    Xerostomía: Riesgos de tener la boca seca

    La xerostomía es la sensación subjetiva de tener la boca seca producida por la disminución de secreción de saliva (hiposalivación o asialorrea) o por cambios en su composición bioquímica. La xerostomía puede dificultar acciones tan cotidianas y simples como hablar, comer o tragar. Además, tal y como advierten los especialistas en salud bucal, tener la boca seca de manera constante puede reducir el sentido del gusto y constituir una dificultad a la hora de masticar correctamente. Descubre cuáles son los riesgos de tener la boca seca.

    Una persona adulta produce, de media, entre 1,5 y 2 litros de saliva al día. Y es que la saliva es fundamental para tener una boca saludable. ¿Qué ocurre cuando las glándulas producen menos saliva?

    Causas de la xerostomía

    La causa puede ser un funcionamiento incorrecto de las glándulas salivales, de las que tenemos tres responsables de fabricar la saliva: glándula paródica, submandibular y sublingual. Dependiendo de la causa que produzca la disminución de saliva se puede hablar de varios tipos de xerostomía:

    • Xerostomía temporal: Sequedad puntual producida, por ejemplo, por un episodio de estrés o ansiedad, o por la ingesta de determinados medicamentos (antiinflamatorios, pastillas para controlar la hipertensión, antialérgicos y algunos fármacos contra la depresión, entre otros).
    • Xerostomía irreversible: Puede deberse a una atrofia provocada por la edad o a una alteración tumoral. Algunos trastornos autoinmunes, como el lupus o el síndrome de Sjögren, o patologías como la diabetes también se han relacionado con este problema.

    Síntomas de la xerostomía

    Entre los síntomas más comunes de la xerostomía:

    • Sensación de ardor en la lengua.
    • Sensación de boca reseca.
    • Fisuras en las comisuras de los labios.
    • Sensación de sed.
    • En el caso de las personas mayores o aquellas que utilicen dentadura postiza dificultades para ponérsela.

    Consecuencias de la xerostomía

    • Inflamación, sangrado de encías, caries, halitosis o mal aliento son algunos de los problemas bucales que pueden derivar de una alteración en el flujo salival.
    • La reducción del flujo salival lleva a que nuestra boca esté menos limpia, lo que se traduce en mayor riesgo de caries o enfermedades periodontales, como la gingivitis.
    • A menor flujo salival también se produce una mayor acumulación de placa dental.
    • La saliva además ayuda a neutralizar el PH producido tras comer, protegiendo el esmalte dental.
    • La saliva facilita la masticación y la digestión de los alimentos, al tiempo que forma parte del sentido del gusto.

    Tratamiento de la xerostomía

    En caso de padecer algunos de los síntomas señalados conviene consultar al médico o dentista. Entre las recomendaciones para su prevención y tratamiento:

    • Extremar la higiene bucal (cepillado diario, uso de colutarios).
    • Visitar al dentista cada 6 meses.
    • Masticar bien los alimentos.
    • Evitar los alimentos que aumentan la sensación de boca seca.
    • Evitar el hábito del tabaco.
    • Evitar las bebidas con cafeína y el consumo de bebidas alcohólicas.
    • Revisar la medicación (en caso de tratamientos prolongados).
    • Aumentar la ingesta de líquidos.
    • El dentista puede aconsejar sustitutos de saliva o sustancias hidratantes orales.

    También te puede interesar: Enfermedades en los labios de la boca: Cómo reconocerlas y descubre los mejores remedios naturales para las llagas en la boca.

    Viajes y vacaciones