Navidad 2016

Barriga hinchada: ¿A qué puede deberse?

Barriga hinchada: ¿A qué puede deberse?

Barriga hinchada: ¿A qué puede deberse? La distensión abdominal, o sensación de hinchazón de la barriga después de comer, puede deberse a diferentes causas, entre ellas la presencia de gas en el tracto intestino. Pero estas molestias también pueden alertarnos de un problema de celiaquía o intolerancia a la lactosa.

por en Celiacos, Gases, Consejos Dietas, Inflamación abdominal, Intestino
Última actualización:

    barriga hinchada

    Barriga hinchada: ¿A qué puede deberse? ¿Qué provoca que después de comer notemos la barriga inflamada? Es lo que, en términos médicos, se denomina distensión abdominal, y la principal causa es la presencia de gas en el tracto digestivo, la cual a su vez está motivada, entre otras causas, por una alimentación excesiva o desequilibrada. Prevenir y reducir las molestias es posible siguiendo unos sencillos consejos dietéticos, elaborados en este caso por la Fundación Española del Corazón.


    Además de molesto, la hinchazón de barriga después de comer es un problema de salud que puede estar provocado por diferentes causas. Precisamente, detectar la causa que provoca, lo que en términos médicos se denomina distensión abdominal, es el primer paso para su tratamiento. Tal y como señalan los especialistas, esta dolencia en la mayoría de los casos está provocada por la presencia de gas en el tracto digestivo. Una producción excesiva que puede deberse a la fermentación bacteriana de carbohidratos en el colon, por una alimentación copiosa o por malos hábitos a la hora de comer. No son las únicas causas, porque las intolerancias alimentarias también pueden explicar la distensión abdominal, así como la aerofagia, la deglución involuntaria de aire al beber o comer.
    Una vez diagnosticadas las causas, hay una serie de recomendaciones dietéticas, recogidas por la Fundación Española del Corazón, que pueden ayudar a reducir las molestias.

    • Evitar el consumo de chicles, de las bebidas carbonatadas o el comer rápido (masticando bien cada bocado y bebiendo lentamente) ayudarán a evitar las situaciones que producen una deglución de aire en exceso. También es aconsejable evitar tomar líquidos con sorbete, hablar mientras se come o masticar con la boca abierta.
    • Evitar o limitar el consumo de alimentos picantes.

      Si nos gusta condimentar los platos, es mejor sustituir el picante por otros condimentos más suaves y aromáticos, para evitar la irritación de la mucosa intestinal.

    • Es mejor optar por métodos de preparación de los alimentos más sencillos, como el hervido, plancha, vapor, horno.
    • Conviene evitar las frituras y las comidas demasiado pesadas o difíciles de digerir.
    • Es importante incluir el yogur en nuestra dieta diaria, ya que son ricos en bacterias beneficiosas para el equilibrio de la flora intestinal.
    • Mantener un horario regular de comidas, siendo aconsejable realizar cinco comidas al día. Es mejor hacer varias comidas pequeñas al día que pocas comidas copiosas.

    La falta de ejercicio físico también puede hacernos más vulnerable a padecer distensión abdominal, por lo que es aconsejable llevar una vida activa y una alimentación variada y equilibrada. Una dieta sana que, al tiempo, nos ayudará a evitar el estreñimiento, una de las causas que favorece la aparición de gases.


    En algunos casos, la distensión abdominal puede ser síntoma de alguna patología que cursa con inflamación intestinal, como puede ser el caso de la enfermedad celiaca, la intolerancia a la lactosa, úlcera gástrica o síndrome del intestino irritable. Por ello, es aconsejable consultar siempre al médico si aparece hinchazón abdominal o inflamación de la barriga, sobre todo si se persistente y aparece acompañada de otras síntomas como diarrea, pérdida de peso y dolor abdominal.

    747

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CeliacosGasesConsejos DietasInflamación abdominalIntestino

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares