Alisar el pelo en casa con keratina

Te explicamos, paso a paso, cómo realizar tu propio tratamiento de keratina en casa. A continuación, te ofrecemos todos los detalles.

por , il

    Alisar el pelo en casa con keratina

    La keratina es una proteína cada vez es más utilizada en el campo de la belleza. Es una gran aliada para mantener una melena cuidada y llena de vida. Aporta la fuerza, vitalidad y el brillo necesarios para lucir especialmente bella y además, nos ayuda a evitar el encrespamiento. Descubre cómo puedes alisar el pelo en casa en sencillos pasos con un tratamiento de keratina.

    Qué es la keratina

    Se trata de una proteína producida por nuestro organismo y por cualquier organismo animal, que se acumula en zonas como, por ejemplo, las uñas, el cabello, y en algunos animales en cuernos, plumas y lanas. Esta proteína que se produce de manera natural en nuestro organismo se ha convertido en uno de los grandes aliados de la estética.

    Funciones de la keratina

    • La keratina es la responsable de imprimir vigor a estas mismas partes del organismo que la producen.
    • En nuestro cuerpo, actúa provocando una mayor consistencia a nuestras uñas y dotando de una mayor elasticidad, brillo, fortaleza y resistencia a la torsión a tu pelo.
    • La ausencia de keratina provoca la caída del cabello y su debilitamiento.

    Pero, si existe una propiedad por la cual la keratina ha adquirido protagonismo últimamente es por su poder alisador. En peluquería son muchos los tratamientos en los que se aplica para conseguir un pelo liso. Precisamente, a continuación, te explicamos cómo aplicártelo en tu propia casa.

    Trucos caseros: Cómo alisar tu pelo con keratina

    Antes de nada debes hacerte con un buen champú y acondicionador que consiga eliminar por completo la grasa del cuero cabelludo, las células muertas y la suciedad de tu cabello.

    Te recomendamos que unos días antes al inicio del tratamiento lleves a cabo una labor de reparación. Pero, ¿cuál es el objetivo de este tratamiento? Sencillamente, cerrar los poros y mejorar su apariencia general, evitando que algunas de las zonas se resquebrajen o presenten rugosidades que impedirán, por lo tanto, un resultado sobresaliente.

    Tratamiento con keratina para un alisado en casa

    • Una vez hayas aplicado este tratamiento es momento, entonces, de lavar bien el cabello y secarlo con una toalla. Seguidamente, debes aplicar la keratina. Al hacerlo tienes que hacerlo con cuidado, ayudándote de un pincel de tinte y un peine. Cuando compres la keratina asegúrate que no contenga formol. Asimismo, ten precaución de que la keratina no entre en contacto directo con tu piel o tus ojos y, además, es conveniente que apliques la keratina en un lugar ventilado.
    • Una vez que has aplicado la keratina, déjala actuar hasta que se seque. Es importante que durante este tiempo no muevas tu cabello y, además, lo mantengas estirado mientras la keratina actúa.
    • Secado el cabello, es momento de plancharlo. Para ello, puedes utilizar una plancha de pelo de cerámica en su ajuste más caliente para aquellos mechones de cabello más finos. Te aconsejamos que comiences por la parte más cercana al cuello y continúes con la más alejada. Aquí te presentamos algunas de las mejores marcas de planchas para provocar el menor daño posible a tu pelo.
    • Una vez has finalizado la labor de planchado, es momento de peinar. Pero, recuerda no lavar tu cabello hasta pasados, por lo menos, 48 horas después de alisar.

    No esperes más y busca ese tratamiento de keratina para poder tener una melena espectacular fácilmente desde tu propia casa. Cuando la pruebes ya no vas a querer utilizar otro método de alisado.