Cómo se producen las cremas low cost de supermercado

Descubre cómo se producen las cremas low cost de supermercado y por qué son tan baratas

por , il

    Cómo se producen las cremas low cost de supermercado

    Las cremas low cost están muy de moda. Esto es debido a su bajo precio, calidad, moda, el boca a boca… Hay muchos factores que convierten a una crema low cost es un producto de éxito. Supermercados como Mercadona, Lidl o Consum producen productos de belleza que se agotan al momento, pero ¿cómo se producen las cremas low cost de supermercado? ¿por qué son tan baratas? ¿los resultados son tan buenos como dicen? A continuación, te explicamos todos los detalles.

    Cremas low cost de supermercado

    A post shared by Mercadona (@mercadona) on

    Las productos de belleza low cost que se venden en supermercados cada vez tienen más adeptas. Las razones son variadas, pero sin duda alguna, se han convertido en los cosméticos favoritos de muchas mujeres. Los cosméticos del supermercado Lidl son los preferidos debido a que la OCU ha elegido varios de sus productos como los mejores del mercado.

    Mercadona, también es otro de los supermercados que crea productos de belleza muy demandados por sus clientas, por ejemplo: la crema Sisbela. Esta crema cuesta unos cinco euros y presuntamente es igual que otra llamada Alain, pero que tiene un precio de 60 euros. Hay más supermercados que venden cosméticos low cost que encantan a las compradoras como Consum o Aldi.

    ¿Cómo se producen las cremas low cost de supermercado?

    A post shared by Consum (@supermercadosconsum) on

  • Las empresas que realizan este tipo de productos son externas, por lo tanto son las que se dedican a investigar y fabricar los productos. Esto abarata los costes de los supermercados.
  • Estas empresas o laboratorios de cosméticos, estudian a los consumidores para ofrecerles productos que están de moda, que son necesarios o responden a un problema generalizado de la población.
  • Los laboratorios buscan una formulación idónea cosmetológicamente, tal y como cuentan a la revista Grazia. Los activos de sus cosméticos tienen que estar bien formulados para que sean óptimos para la piel.
  • Además, realizan un proceso extenso para ver que los productos son correctos y adecuados. Hacen tests de conservación, seguridad, uso en la piel. También les someten a condiciones extremas para comprobar la validez del producto.
  • También revisan que cumplan todos las leyes y procesos legislativos. Cada producto de belleza que se vende en el supermercado tiene que pasar unos controles de calidad muy exhaustivos y cumplir unos requisitos, tal y como marca la Unión Europea.
  • Una vez se haya cumplido todo lo nombrado anteriormente se empieza la producción del producto en grandes cantidades. Esto puede llevar de dos a tres meses. Para productos con fórmulas más complicadas, como los protectores solares, se puede tardar hasta tres años.
  • Por último, se fabrica el packaging. Los frascos o los envoltorios son muy simples, por lo que apenas gastan dinero en el packaging, esto influye enormemente en el precio final del cosmético.

  • No gastan dinero en publicidad, lo que ayuda a vender estos productos a precios bajos.
  • ¿Por qué son tan baratas las cremas low cost de supermercado?

    A post shared by Lidl Deutschland (@lidlde) on

    Como se puede ver, casi no invierten dinero en publicidad ni el packaging y esto las diferencia enormemente de sus competidoras. Además, les ayuda a que el precio final sea muy bajo. Las empresas de cosmética tradicional suelen gastar mucho dinero en packaging, publicidad, comunicación, puntos de venta, eventos, pero también dedican mucho dinero a la investigación e innovación, que tú, lógicamente, pagas cuando compras el producto. Las empresas que producen los cosméticos de supermercado no suelen gastar dinero en estos campos.

    El precio final de estos productos de belleza depende de las cantidades que se vendan (al supermercado) y de las compras que haga (la empresa) para su elaboración. Como estos cosméticos se venden en grandes cantidades su precio suele ser low cost. También tiene mucha importancia para abaratar costes: la fórmula adecuada, no malgastar activos y no invertir en publicidad, según explica el el técnico de Forenqui a Grazia.es

    ¿Son mejores las cremas de los súpermercados?

    Es muy difícil decir si unas cremas son mejores que otras. La realidad es que cada persona tiene un tipo de piel, necesidades, gustos… Por lo tanto, todo dependerá de si la formulación de la crema le va bien a tu tipo de piel, a tus problemas cutáneos o necesidades.

    Como son cremas baratas, puedes ir probando hasta encontrar la que te vaya mejor. También es verdad que este tipo de cremas de supermercado no son para todas las personas, pero un cosmético barato no tiene porque ser malo, al igual que un cosmético caro no tienen porque ser bueno. Todo se resumen en encontrar el que te vaya mejor a ti,

    También te puede interesar: Mejores cremas antiedad efecto bótox que te recomendamos y Ácido hialurónico concentrado: Mejores productos y cómo aplicarlos.