Primer facial: el secreto para un maquillaje perfecto

El primer es un producto cosmético que se utiliza como prebase de alisado aplicado antes de la base de maquillaje y después de la limpieza, y que te permitirá obtener un maquillaje perfecto.

por , il

    Primer facial: el secreto para un maquillaje perfecto

    Hablemos de maquillaje, de hecho, la base para un maquillaje perfecto. ¿Conoces el primer facial? Es un producto cosmético que hasta hace poco era utilizado solo por maquilladores profesionales y maquilladores, pero que ahora es adecuado para todos, ya que se puede encontrar sin dificultad en perfumerías.

    Un primer, como se puede adivinar fácilmente por el nombre, no es más que una prebase suavizante a base de siliconas (y en algunos casos relleno, capaz de borrar pequeñas arrugas en la cara) para aplicar antes de la base de maquillaje y después de la limpieza habitual de la piel. Además, funciona como tratamiento con tu humectante. Pero veamos mejor qué es este producto cosmético.

    ¿Qué es el primer y para qué sirve?

    El primer o prebase es un cosmético caracterizado por una textura suave, que se extiende muy fácilmente, pero de consistencia ligeramente plástica, gomosa, precisamente porque el propósito es hacer que la piel sea compacta y firme. De esta manera, cuando vamos a aplicar la base de maquillaje, esta última no se infiltrará en las pequeñas depresiones y signos de expresión alrededor de la boca o entre los ojos.

    Existen tres tipos de productos, dependiendo del área de la cara donde deben extenderse: el primer de ojos, el primer de boca y el primer de rostro. Cada uno tiene su función y su forma de uso, lo que importante tener en cuenta para obtener un resultado perfecto, como el de un profesional. Veamos cómo se usan.

    Primer: cómo usarlo

    El primer siempre debe aplicarse antes de cualquier otro cosmético básico (base y corrector incluidos) y después de la limpieza facial habitual y una buena crema hidratante, ya que tiene el propósito de uniformar y suavizar la epidermis. Dependiendo de la edad y el tipo de piel, se encuentran en el mercado primer iluminadores (para pieles apagadas y secas), antienvejecimiento (para pieles maduras), correctivos (para pieles con manchas o con tendencia al acné).

    Además, como dijimos antes, hay tres productos diferentes según las áreas de la cara a tratar. En cuanto a la prebase para ojos, es particularmente adecuada para aquellos con párpados ligeramente pesados, con pliegues en los que la sombra de ojos tiende a ‘formar costras’, sobre todo con sombras en polvo. Por esta razón, es importante aplicar suavemente un primer en crema sobre el párpado móvil hasta las cejas, extendiendo con cuidado.

    Lo mismo ocurre con los otros dos productos, el del contorno de la boca (área sujeta a infiltración de lápiz labial en pequeñas arrugas verticales) y la cara. El primer es indispensable para las personas con piel grasa, que tiende a ser brillante y aceitosa, porque el exceso de sebo será amortiguado por este cosmético. ¿Los mejores primer? Ahora todas las marcas de cosméticos los producen, y están disponibles para cada rango de precios. Mencionamos los excelentes productos Sephora, Kiko y L’Oreal, así como el más económico de Essence.

    En resumen, con un buen primer, seguido de una buena base y un buen polvo para el rostro, verás que tu maquillaje será como el de las divas de Hollywood, y tu tez parecerá impecable, relajada y brillante, libre de esas imperfecciones que con solo una base de maquillaje no se pueden corregir.