Rinomodelación sin cirugía: En qué consiste el procedimiento

La rinomodelación sin cirugía es una técnica perfecta para aquellas personas que quieran mejorar estéticamente su nariz sin pasar por el quirófano.

por , il

    Rinomodelación sin cirugía: En qué consiste el procedimiento

    La rinomodelación es un procedimiento que no requiere cirugía y que sirve para estilizar o mejorar la nariz. La rinomodelación es un proceso menos complicado y menos doloroso que una rinoplastia, por lo que es un proceso ideal para aquellas personas que tienen miedo al quirófano y solo quieren realizar unos cambios mínimos a su nariz. A continuación, os contamos en qué consiste la rinomodelación.

    ¿Qué es una rinomodelación?

    La rinomodelación es un tratamiento estético que no necesita cirugía. Sirve para retocar pequeñas imperfecciones de la nariz o para estilizarla. El paciente debe cumplir unos requisitos para poder optar a este procedimiento. Los resultados nunca serán los mismos que con una rinoplastia, ya que con una rinomodelación no se puede corregir el caballete, arreglar el tabique nasal o el tamaño de la nariz.

    La rinomodelación cuesta menos dinero que una rinoplastia y no es tan dolorosa e incomoda, ya que no se produce cirugía.

    En qué consiste la rinomodelación sin cirugía

    La rinomodelación sin cirugía se lleva acabo inyectando materiales de relleno en la nariz. Esta técnica es perfecta para aquellas personas que tengan miedo al quirófano y solo desean unos pequeños cambios en su nariz. En la consulta se inyectan pequeñas cantidades de relleno, que en general son ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica o bótox, en el dorso o en la punta de la nariz.

    La nariz se rellena para poder moldearla. En el momento que la nariz se va rellenando, el doctor debe ir moldeando la nariz para que armonice y quede bien con los rasgos faciales del paciente. El líquido se endurecerá dentro de la piel de la nariz y será el encargado de mantenerla en su sitio.

    Antes de realizar el relleno, debes hablar con tu médico para saber qué tipo de relleno quieres y cómo será el procedimiento. Por supuesto, también debes comentarle como quieres que quede tu nariz. De todas maneras, los profesionales del sector te dirán qué se puede mejorar y qué no.

    Por regla general una rinomodelación dura entre quince a treinta minutos, pero depende de cada paciente. El precio de este tratamiento es a partir de los 500 euros.

    La rinomodelación sin cirugía no es permanente. Los rellenos temporales son biocompatibles con el organismo por lo que se irán absorbiendo poco a poco (y los resultados también irán desapareciendo). Debes tener en cuenta que los rellenos más duraderos no durán más de dos años.

    El paciente que opte a este procedimiento no debe tener imperfecciones demasiado marcadas en la nariz, sino pequeños detalles como un desnivel o una pequeña protuberancia. Recuerda que con una rinomodelación no conseguirás bajar el tamaño de tu nariz, pero si mejorarla estéticamente.

    ¿Te atreverías con una rinomodelación sin cirugía? También te puede interesar: Cirugía de reducción de pezones: Qué es y qué implica y Efecto lifting: Parches de silicona son la alternativa a la cirugía de párpados