Dieta para depurar el hígado: Menú semanal

Una dieta depurativa del hígado nos ayuda a eliminar toxinas y mejorar su funcionamiento. Toma nota de la dieta y el menú semanal para limpiar el hígado.

por , il

    Dieta para depurar el hígado: Menú semanal

    El hígado realiza funciones imprescindibles para que nuestro organismo sea capaz de eliminar las toxinas y sustancias nocivas que, más o menos de manera inconsciente, consumimos en el día a día. Lo que comemos hará que hagamos trabajar más o menos al hígado. Por eso es bueno limpiarlo de vez en cuando con una dieta depurativa del hígado que hará que siempre funcione adecuadamente. Te contamos cómo hacerla y un menú semanal para eliminar toxinas del hígado.

    Funciones del hígado

    Este órgano situado en la zona superior derecha de la cavidad abdominal es esencial para el funcionamiento del cuerpo humano. De hecho, se relacionan más de 500 funciones del hígado.

    El hígado es el responsable del control de la glucosa en el organismo, la bilis que produce ayuda a transportar desechos y descomponer grasas en el intestino delgado, genera algunas proteínas para el funcionamiento del plasma sanguíneo, procesa la hemoglobina para la absorción correcta del hierro y regula los niveles de aminoácidos en la sangre, entre otras cosas.

    Nuestro hígado es el depurador de nuestro cuerpo, por lo que un hígado graso o en malas condiciones no permitirá que las toxinas y las grasas se eliminen del organismo, favoreciendo así procesos inflamatorios y enfermedades infecciosas, entre otros problemas de salud.

    Por ello, para que el hígado siga realizando su función sin contratiempos, es conveniente que le prestemos la debida atención, y eso empieza por revisar nuestra dieta.

    Dieta para eliminar las toxinas

    Para desintoxicar el organismo y eliminar las toxinas acumuladas es suficiente con seguir una dieta específica durante unos días. Además, una dieta para depurar el organismo ayuda a eliminar los líquidos retenidos.

    Lo primero que debemos hacer al levantarnos es tomar un vaso de agua a temperatura ambiente o tibia con un chorro de zumo de limón (descubre los beneficios del agua con limón).

    • Desayuno: Batido preparado con un vaso de leche descremada o leche vegetal (200 ml), una manzana verde, la mitad de un plátano y una taza de té verde.
    • A media mañana: Un yogur bajo en grasa (125 g) o una ración de verduras y una taza de té verde.
    • Comida: 160 gramos de jamón cocido, ensalada de alcachofas aderezadas con una cucharada de aceite de oliva virgen extra; una rebanada de pan (30 g) y una taza de té verde.
    • Merienda: Una rodaja de piña fresca y una taza de té verde.
    • Cena: Un plato de ensalada verde mixta aderezada con una cucharadita de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón; 150 gramos de perca asada (pescado blanco con muy poca grasa), aderezado con zumo de limón; un plato de puerros con 1 cucharada de aceite extra virgen de oliva y 2 rodajas de piña fresca.

    Combinar el consumo de verduras con té verde es una manera muy eficaz de depurar y eliminar toxinas. De hecho, deben ser la base de una dieta depurativa para el hígado (incluye verduras de hoja verde, zanahorias o calabaza en la comida o en la cena). Eso sí, durante estos días de dieta hay que evitar los dulces y aumentar la ingesta de agua.

    Desintoxicar el hígado de forma natural

    Dos veces al año (lo más aconsejable, en primavera y otoño) es conveniente hacer una desintoxicación con remedios naturales. Un remedio eficaz es el jugo puro de aloe vera, tomado cada día (20 ml).

    La piel es un reflejo del interior de nuestro cuerpo. Así, por ejemplo, la aparición de acné es una señal de que el hígado necesita depurarse. En este caso, la planta de la bardana es una gran alida, y se puede encontrar en forma de gotas o pastillas.

    Otro aliado natural es el té. Nada como tomarse un té verde para depurar el organismo.

    Cuándo es mejor hacer una dieta depurativa

    Como hemos visto, cuidar lo que comemos es fundamental para la buena salud del hígado. De ahí que tengamos que evitar consumir aquellas sustancias y alimentos que son nocivas para el organismo.

    El mejor momento para depurar el organismo es al inicio de una dieta de adelgazamiento, ya que de esta manera reforzaremos los resultados. Así, por ejemplo, en primavera una dieta depurativa nos ayuda a eliminar los kilos ganados por el frío. Mientras que en otoño nos ayuda a revitalizar el sistema inmune (aumentar las defensas) y prevenir mejor las enfermedades más comunes del invierno.

    Después de los periodos de vacaciones (en los que hay tendencia a relajar los hábitos dietéticos) también es buen momento para realizar una dieta depurativa.

    Dieta de desintoxicación del hígado

    Vamos a ver cómo hacer bien una dieta de desintoxicación:

    1. En primer lugar hay que tener en cuenta si tenemos alguna intolerancia alimentaria. Esto es importante ya que puede dificultar el proceso digestivo y la eliminación de sustancias no deseadas. Eliminar durante un tiempo determinado el consumo del alimento o sustancia que provoca la intolerancia mejora el proceso digestivo, elimina líquidos y reduce la hinchazón.
    2. Durante el primer de día de la dieta depurativa conviene comer solo frutas (salvo plátanos) y beber, al menos, 1,5 litros de agua. De esta manera se limpia el intestino.
    3. Durante el segundo día conviene tomar té o jarabe de arce verde, sin azúcar para drenar las toxinas.
    4. El tercer día, comer sólo verduras crudas y cocidas, y beber al menos 1,5 litros de agua. De esta manera, se remineraliza el intestino.
    5. El cuarto día, comer sólo sopa sin pasta o patatas para remineralizar el cuerpo.
    6. El quinto día ya podemos introducir pan, pasta, cereales y, posteriormente, pescado, carne y huevos.

    Consejos para el cuidado del hígado

    Seguir unos consejos básicos nos asegurará tener un hígado saludable y depurado.

    1. Limita el consumo de alcohol. Una copa de vino o un vaso de cerveza por comida es suficiente.
    2. Evita tomar medicamentos, salvo que sea estrictamente necesario y bajo prescripción médica.
    3. Es importante mantenerse activa realizando ejercicio físico cada día.
    4. Moderar o eliminar el consumo de alimentos fritos y grasas saturadas.
    5. Tomar las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales.
    6. Moderar el consumo de embutidos y carnes procesadas.
    7. Reducir el consumo de sal.
    8. Consumir frutas, verduras y alimentos ricos en fibra.
    9. Entre los alimentos más beneficiosos para el hígado se incluyen: Zumo de limón, alcachofa, manzana, bayas (arándanos, moras), repollo, levadura, ajo, aceite de oliva crudo, cebolla, espárragos, pollo y pavo.
    10. Apuntar, por último, aunque no por ello menos importante, que estas dietas deben seguirse durante un tiempo limitado.

    También te puede interesar: Dieta depurativa post vacaciones: ¿Cómo hacerla? y toma nota de los 8 simples trucos para practicar el detox cada día.

    ¿Cuidas bien tu hígado? [TEST]

    Pregunta 1 de 10

    Para evitar el hígado graso, ¿qué debes hacer?