Vergüenza por la celulitis: Instagramer publica carta a su propio trasero

Si ponerte un bikini te acompleja y te hace sentir vergüenza por la celulitis, la carta de esta instagramer te hará ver las cosas de otra manera.

por , il

    Vergüenza por la celulitis: Instagramer publica carta a su propio trasero

    Atrévete a imitar a Vitoria D’ Ariano, la instagramer que ha dicho adiós a la vergüenza por la celulitis con una carta publicada en Instagram. Adiós a ese hoyuelo en el trasero que se había convertido en un molesto compañero de su autoestima desde que tenía 15 años. Ahora tiene 24 y es entrenadora de fitness en Ontario, Canadá.

    Esta es la historia que ha querido compartir su protagonista en una de las redes sociales con más seguidores. Y lo ha hecho sobre todo pensando en las mujeres con complejos por no poder un lucir un trasero perfecto. Y es que las imperfecciones no siempre se quedan en una cuestión estética, ya que como en el caso de Victoria D’ Ariano tuvo consecuencias a nivel emocional.

    “Recuerdo el primer día que apareciste (…). Desde entonces has tenido un impacto tremendamente negativo en mi vida”, escribió en su perfil Victoria D’Ariano.

    Hoyuelos en los glúteos

    La celulitis puede manifestarse con la aparición de hoyuelos en la piel. Células de grasa que se hacen más visibles en determinadas zonas del cuerpo, como los glúteos. Hoyuelos en los glúteos que pueden llevar a evitar ponerse determinadas prendas, como bikinis en verano o leggins. Así como esta persona que tiene mucho valor, te invitamos a ti también a intentar eliminar la celulitis o reducirla al máximo.

    Carta en Instagram de Victoria D’Ariano

    Miles de comentarios y un aluvión de ‘me gusta’ ha sido la inmediata respuesta a la publicación en Instagram de la carta de esta joven deportista a su propio trasero.

    “Querido hoyuelo del culo, recuerdo el primer día que apareciste. Tenía 15 años. Desde entonces has tenido un impacto tremendamente negativo en mi vida. Desde entonces me has hecho sentir inferior”.

    “No sólo me has hecho sentir gorda, sino además inútil. Siempre has tenido un impacto en la ropa que elegía ponerme”.

    “Me has quitado la alegría, me has causado mucho estrés, me has hecho insegura y te has llevado mi confianza. Nunca me sentía en forma porque tú siempre estabas ahí”.

    “Te escribo hoy para contarte que ya no te voy a dejar ganar. No volverás a hacerme sentir inútil, ni inferior, ni fuera de forma”.

    “Ya no tendré miedo a ponerme ciertas prendas de baño o leggings por tu culpa. No volveré a esconderte. Eres lo que eres y por fin me siento en paz con ello. Por fin te he aceptado”.

    También te puede interesar: Aprender a amar tu celulitis: Consejos para aceptar tu cuerpo y descubre lo mejor del yoga contra la celulitis: ¡Se puede!