Atragantamiento en niños: cuidado con estos alimentos

Toma nota de los alimentos con los que conviene ser precavidos para evitar el riesgo de atragantamiento en niños.

por , il

    Atragantamiento en niños: cuidado con estos alimentos

    El atragantamiento en niños es una obstrucción accidental de la vía respiratoria por un cuerpo extraño, impidiendo que el aire vaya a los pulmones con normalidad. Es uno de los accidentes infantiles más comunes, y que puede ocurrir al comer un trozo de alimento o al meterse en la boca algún objeto pequeño, como un tapón de un bolígrafo o piezas de un juguete.

    Aunque la mayoría de las veces se produce un bloqueo parcial de la tráquea, y lo más probable es que sea expulsado al toser, no debemos subestimar los riesgos de los atragantamientos en los niños. Si el alimento u objeto obstruye totalmente la tráquea, estaremos ante una emergencia que puede poner en peligro la vida del niño. La prevención es la mejor forma de evitar este tipo de accidentes.

    Atragantamiento por alimentos

    atragantamiento niños alimentos

    Los niños no solo tienen el aparato respiratorio más pequeño, sino que también mastican menos tiempo los alimentos. Pero además hay algunos alimentos que conviene evitar dar a los más pequeños como medida preventiva para evitar un atragantamiento. Un estudio realizado por investigadores estadounidenses, y publicado en Pediatrics, apuntó a que los niños que comen salchichas, frutos secos o semillas son entre 2-3 veces más propensos a ser hospitalizados por atragantamiento que aquellos que consumen otro tipo de comida.

    Caramelos

    Los caramelos duros no solo son uno de los alimentos perjudiciales para los dientes de los niños, sino que son una de las principales causas de atragantamiento. También hay que tener cuidado con las nubes y otras golosinas que pueden pegarse en las vías respiratorias.

    Uvas

    La uva es una de las frutas, por su tamaño y textura, con las que conviene ser precavidos, ya que pueden causar la obstrucción de las vías respiratorias.

    Zanahoria cruda

    No se trata de eliminar alimentos, sino de introducirlos en su alimentación de otra manera. Así, por ejemplo, conviene evitar dar zanahoria cruda a los más pequeños porque este alimento no se reblandece al masticar y es fácil que puede causar un atragantamiento.

    Semillas y frutos secos

    La Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja no dar frutos secos a los niños menores de tres años, porque al ser duros y difíciles de masticar y tragar tienen más probabilidades que quedarse atascados en las vías respiratorias.

    Salchichas

    Cuidado con las salchichas, porque este alimento tiene una forma y tamaño casi similar a las vías respiratorias de los más pequeños, por lo que pueden bloquearlas más fácilmente. A los niños la carne siempre hay que darla en trozos muy pequeños.

    ¿Cómo prevenir el atragantamiento en niños?

    atragantamiento niños prevenir
    • Evitar dar a los niños menores de 4-5 años alimentos duros, de pequeño tamaño o que contengan huesos pequeños en su interior.
    • Revisar los alimentos para retirar posibles espinas, huesos o nervios de la carne.
    • Partir los alimentos en trozos muy pequeños, según la edad del niño.
    • Es importante que el niño coma sentado, ya que dejarle saltar, jugar o levantarse puede aumentar el riesgo de accidente.
    • Enseñar al pequeño la importancia de masticar bien los alimentos
    • No introducir nunca comida en la boca del bebé o niño mientras llora.