Cómo enseñar la resiliencia a los niños

La resiliencia es la capacidad de adaptación ante un estado o situación adversos.

por , il

    Cómo enseñar la resiliencia a los niños

    Hoy te damos las claves para que eduques a tus hijos en la ardua labor de la resiliencia, conseguirás que sean adultos responsables y felices.

    Qué es y cómo educar a tus hijos en la resiliencia

    Si eres madre estarás más que familiarizada con los términos frustración, educar y felicidad, pero lo que puede que no conozcas bien es el término resiliencia, uno que de aquí a unos días, sobre todo después del día internacional de la felicidad, está en boca de todos.

    Que si solo se habla de la felicidad de los más pequeños, que lo de “tolerancia a la frustración” está incompleto, que si los niños no cometen sus propios errores y no se frustran no se podrán enfrentar a su vida adulta con total responsabilidad…

    Es por ello que aquí te vamos a dar las pautas para que eduques a tus hijos en la resiliencia.

    Empecemos, primero de todo, por definir los conceptos arriba mencionados.

    ¿Qué es la felicidad? Según leemos en el diccionario de la RAE, la felicidad es un “estado de grata satisfacción espiritual y física”. “Aquella persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz. Mi familia es mi felicidad”. “Ausencia de inconvenientes o tropiezos. Viajar con felicidad.”

    Si unimos la primera con la tercera definición, tenemos que la felicidad es un estado de satisfacción sin inconveniente o tropiezo alguno. ¿Quién no desea la felicidad para uno mismo y más aún para sus hijos?

    En cuanto a la frustración, qué decir de ella que no sepas ya. Son muchos los expertos que coinciden en que la tolerancia a la frustración es el mejor regalo que se le puede hacer a un hijo.

    Lee cómo enseñar a los niños a no sentirse frustrados

    Felicidad y frustración, ¿son dos términos que se dan la mano o tal vez son opuestos?

    ¿Si evitamos la frustración a los hijos dándoles lo que desean no estaremos haciendo que sean más felices?

    El término resiliencia es el que va a aclarar todo esto. La resiliencia, según la RAE, “es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. Si quieres enseñar la resiliencia a tus hijos, tan solo déjate guiar por estos consejos.

    Deja que se frusten

    No es contradicción alguna permitir que tus hijos se frustren para que aprendan de ello y para que conozcan bien de cerca que la vida de adultos no les va a dar todo lo que piden, menos aún sin esfuerzo, con desear su felicidad.

    Tenemos pues, que la resiliencia consiste en permitir que tus hijos se enfrenten a situaciones adversas para que traten de resolverlas por sí mismos. No quiere decir que no puedes y debas estar a su lado, tan solo se trata de encontrar el término medio.

    Seguro que ha venido a tu mente la palabra “sobreprotección”, una que también tiene su importancia.

    Aprender de los errores

    Este tema está unido al anterior, a la vez que dejas que tus hijos aprendan de situaciones adversas en su día a día, debes permitir que comentan y aprendan se sus propios errores.

    Una vez más, la sobreprotección no les beneficia en nada.

    Enseña a tus hijos a pensar con la cabeza

    Una mamá de la redacción de EllaHoy nos cuenta que muchas veces le dice a su hijo de cinco años “piensa con la cabeza que para eso la tienes“. Un frase muy ligada a los dos apartados anteriores.

    ¿Cómo deben hacer los niños para superar la frustración? ¿Cómo pueden aprender de sus errores? ¿Cómo se les puede enseñar la resiliencia? Pues diciéndoles una y otra vez que piensen con la cabeza y que lo hagan antes de actuar.

    También te puede interesar: Niños y redes sociales: Las niñas usarían más las redes sociales según estudio y Consejos para educar niños bilingües sin ser nativos