España aprueba los permisos de paternidad y maternidad iguales

La proposición no de ley respaldada por unanimidad inicia el camino para fijar los permisos de paternidad y maternidad iguales tras el nacimiento o adopción.

por , il

    España aprueba los permisos de paternidad y maternidad iguales

    Permisos de paternidad y maternidad iguales (16 semanas para ambos progenitores), intransferibles y remunerados al 100%. Así lo recoge la proposición no de ley de reforma del sistema de permisos y prestaciones para el cuidado y atención de menores en caso de nacimiento, adopción o acogimiento aprobada por unanimidad en el Congreso de los Diputados. España da un paso más a favor de la igualdad.

    Igualar los permisos de maternidad y paternidad es una de las medidas claves para favorecer la conciliación real de la vida laboral y familiar. En 2017 entró en vigor la ampliación del permiso de paternidad a 4 semanas, con seis años de retraso, ya que la medida estaba recogida en la Ley de Igualdad del año 2011. Una ampliación todavía insuficiente para conseguir la equiparación de los permisos de paternidad a los de maternidad en España.

    Compartir permiso de maternidad

    compartir permiso maternidad

    Las estadísticas son contundentes, y es que demuestran que en aquellos países de Europa en los que las semanas son transferibles entre los progenitores sigue siendo la madre la que se prolonga su permiso de maternidad. En nuestro país es la madre la que puede ceder semanas al padre, sin embargo apenas un 1,75% de los padres toma alguna de estas semanas transferibles, según datos de la Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA).

    Actualmente, y tal y como se recogía en los Presupuestos Generales del Estado 2018, los padres pueden disfrutar de un permiso de paternidad de 5 semanas.

    Permisos de paternidad y maternidad iguales

    permisos paternidad y maternidad iguales

    El objetivo de igualar los permisos de maternidad y paternidad es que ambos progenitores sean corresponsables en el cuidado del recién nacido. La actual normativa que regula la solicitud de los permisos de maternidad establece que la madre debe cogerse las seis primeras semanas de permiso de forma obligatoria, y las 10 siguientes de forma voluntaria. Esas 10 semanas pueden repartirse con el padre para ampliar las cinco semanas de permiso voluntario e intransferible con las que ahora cuenta.

    La proposición no de ley, a la que la Cámara baja dio luz verde a el pasado 26 de junio por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, no establece cambios para la madre, pero sí para los padres. Así, recoge una extensión gradual de 14 días más cada año en el permiso de paternidad hasta alcanzar las 16 semanas en el año 2024. La igualdad es un largo camino, en este caso, para alcanzar también la igualdad efectiva en el mundo laboral, evitando que la salida del mercado laboral de la mujer se prolongue en el tiempo por la maternidad.