Por qué no debes regalar a tus hijos por las buenas notas

Los expertos hablan del error que supone regalar a los niños por las buenas notas.

por , il

    Por qué no debes regalar a tus hijos por las buenas notas

    Te damos a conocer por qué no debes premiar a tus hijos a final de curso si han sacado buenas notas. Presta atención a lo que dicen los expertos que te será de gran utilidad.

    Por qué no hacer regalos a los hijos al final de curso

    Seguro que esto te suena de algo, tus hijos se niegan a hacer los deberes, o bien han sacado malas notas en el examen que tenían para esta semana, o tal vez tienes que insistirles mucho para que se pongan a hacer las tareas que traen cada día de la escuela, y es entonces cuando pasa por tu mente el premiarles si al final de curso sacan buenas notas, una videoconsola, una entrada para el parque de atracciones, un móvil o una tableta, o cualquier otra cosa material que sea de su agrado.

    Es entonces, al haber una recompensa de por medio, cuando tus hijos parece que empiezan a hacer caso; pues bien, el final de curso ha llegado, tus hijos te muestran el boletín de notas y todas, o al menos la gran mayoría, han sido buenas. Así que como no podía ser de otra forma, esperan su ansiada recompensa.

    Los expertos advierten del error que es regalar a los hijos por sacar buenas notas.

    Motivación equivocada

    La motivación para que tus hijos hagan los deberes, está basada en el premio, es decir, el materialismo; no se esforzarán ni asimilarán la responsabilidad que es tener que hacer tareas y deberes, así como aprobar exámenes durante todo el curso, por lo tanto, la motivación no es la adecuada.

    Falta de responsabilidad

    Los niños tienen que aprender a ser responsables poco a poco, los deberes, las tareas, e incluso los exámenes, forman parte de este proceso de aprendizaje. Al centrarte solo en la recompensa material, se pierde por completo esta responsabilidad, algo que una vez sean adultos, se notará.

    La frustración por no obtener lo prometido

    Tus hijos se pueden llegar a sentir frustrados. Ni que decir tiene que si cambias de idea y no das a tus hijos el premio que les habías prometido hará que se sientan enojados.

    ¿Eso quiere decir que no puedo premiar a mis hijos si han sacado buenas notas? Debes valorar el esfuerzo que tus hijos hacen por conseguir sus objetivos, sea el resultado el esperado o no; el cariño y la autoestima se deben reforzar poco a poco a lo largo de todo el curso con palabras de cariño y de aliento, no cosas materiales.

    También te puede interesar: Errores de los padres que hacen que los hijos tengan baja autoestima y Cómo educar a un hijo consentido: claves para padres