Qué hacer si tu bebé no quiere comer papilla

Qué hacer y cómo actuar si tu bebé no quiere comer papilla.

por , il

    Qué hacer si tu bebé no quiere comer papilla

    La alimentación del bebé es uno de los temas que más preocupa a los padres, más aún si son primerizos. Es por ello que hoy queremos compartir contigo los pasos a seguir cuando el bebé no quiere comer papilla, no los pierdas de vista que te serán de gran utilidad.

    Qué debes hacer si a tu bebé no le gusta el puré

    Es a partir de los cuatro meses que la lactancia deja de ser exclusiva para ir introduciendo poco a poco nuevos alimentos, cereales, fruta y verduras. Hay algunos bebés a los que les encanta comer purés y otros que se han propuesto ponérselo más complicado a sus papás ya que rechazan cualquier textura que tenga que ver con purés o papillas. ¿Cómo alimentar entonces al pequeño? Checa en estos consejos lo que hay que hacer y lo que no cuando un bebé se niega a comer papilla.

    Comida machacada o en trozos pequeños

    Puede ser que a tu bebé no le guste comer en papilla, no por el sabor, sino más bien por la textura, puesto que rechaza cualquier puré que le ofreces por mucho que varíes los ingredientes. Prueba a darle comida machacada o en trozos pequeños. Si aún es muy pequeño, lo más acertado es la comida machacada, siempre en minúsculas porciones y con el bebé bien sentado, nunca recostado. Coge, por ejemplo, un trocito de patata cocida, ablándala con tus dedos y pónsela en la boca a tu bebé, seguro que repite.

    Para bebés que ya han cumplido el año y que ya tienen algún que otro diente, puedes empezar a ofrecer pequeños trozos de comida, que se deshaga al entrar en la boca o que sean muy blanditos para que lo puedan masticar sin dificultad alguna. Deja que tu peque sea él mismo quien coja su trocito de comida, es muy posible que lo ponga todo perdido, pero seguro que, como está super entretenido, come mucho más.

    ¿Qué hago si no quiere comer verdura en trozos?

    La patata cocida, las judías verdes o el brócoli son de los preferidos de los peques, no así la zanahoria, la calabaza o el calabacín. Prueba lo siguiente: prepara en un bol unas cuantas cucharadas de puré de verdura y al lado un trocito de filete de pescado o pollo. Ofrécele primero un poco de pollo o pescado y luego una cucharada de puré. Como premio, un poco de pan de postre. A alternar el sólido con el puré conseguirás que no se aburra tan pronto. Si le ves muy reacio permite que juegue con su muñeco favorito mientras come.

    Te paciencia y no desesperes, lograr que el bebé coma bien y de todo lleva su tiempo, ahora con los consejos que acabamos de darte lo vas a tener un poquito más fácil.

    También te puede interesar: Cómo introducir el huevo en la alimentación del bebé y 6 Alimentos prohibidos para tu bebé