Qué hacer si tu hijo no quiere comer

Descubre con nosotras qué puedes hacer si a tu hijo le cuesta sentarse a la mesa a la hora de comer.

por , il

    Qué hacer si tu hijo no quiere comer

    ¿Qué hacer si tu hijo no quiere comer? ¿Cómo le puedes ayudar? ¿Cómo le puedes motivar? Resolvemos estas y otras preguntas que harán que tu hijo coma como el que más.

    Qué hacer si el niño no quiere comer

    La alimentación es un tema que preocupa y mucho a los padres hoy en día, y es que en muchos casos no es fácil que el niño se siente a la mesa, coma con apetito y menos aún que se acabe todo lo que hay en el plato.

    ¿Por qué un niño no quiere comer? ¿Qué es lo que le hace que no sienta interés alguno en la comida? Muchas veces son etapas que los pequeños atraviesan, otras veces simplemente ocurre que tienen más ganas de jugar que de comer y en otros casos se da también que los niños directamente no tienen interés en la comida, por lo que alimentarles correctamente se convierte en todo un reto.

    Pon en práctica estos consejos y será mucho más sencillo para todos.

    Deja que tu hijo coma lo que le gusta

    Esto no quiere decir que si a tu hijo le gusta el dulce, le puedas permitir que coma bollos a diario, ya sabes de la importancia de seguir una alimentación sana. Pero sí que puedes poner en la mesa algún que otro alimento dulce que sea de su agrado como una gelatina o unas natillas.

    No está demás que utilices estas cosas como pequeños premios: “si te comes todo el arroz y todo el pollo, podrás comerte esa gelatina como postre.”

    Habla siempre de la forma correcta

    Los incentivos positivos como el que hemos dicho en el ejemplo anterior dan mejor resultado que los castigos, así que por mucho que te enfade que tu niño no coma, deberás armarte de paciencia para no empeorar más las cosas.

    Un vaso de mayores

    Comer solo, usar un vaso o un plato de mayores, poder elegir el menú de la cena… Son pequeños detalles que animan mucho cuando se trata de sentarse a la mesa. Tu hijo se sentirá mayor y poco a poco se le olvidarán los pensamientos negativos hacia la comida.

    Deja que participe en la cocina

    Otra forma excelente para que los niños despierten su interés en la comida, es permitir que participen en la elaboración de las mismas; deja que esté a tu lado mientras cocina e indícale las tareas sencillas que puede ir haciendo.

    Presenta los platos de forma atractiva

    Muchas veces ocurre que los niños son selectivos con la comida, es decir, no quieren comer pescado ni verduras, pero si pasta y pollo. Aquí la clave está en hacer más atractivos los platos que no le gustan, una cara contenta con el tomate, unas orejas dibujadas con verduras y cualquier cosa que pase por tu mente hará las delicias de los más pequeños de la casa.

    No le obligues a comer

    Por último, solo quedar decir que no debes obligar a tu hijo a comer, esto solo da el peor de los resultados. Si un día no quiere comer o bien ha comido muy poco, no le obligues, deja que se levante de la mesa y se relaje un poco, después habla con él para que vea la importancia que tiene alimentarse correctamente y vuelve a intentarlo al día siguiente, estas cosas llevan su tiempo y requieren de mucha paciencia.

    También te puede interesar: Cómo cuidar el hígado del bebé: Consejos y alimentos recomendados y Horarios de comida para bebés según la edad