Trucos para madres de bebés que no pueden dormir

Sigue estos consejos y tu día a día será mucho más llevadero.

por , il

    Trucos para madres de bebés que no pueden dormir

    Si eres madre y tu bebé no duerme bien por las noches, tú tampoco lo harás; queremos hacerte un poquito más llevadera la situación compartiendo contigo los trucos perfectos para aquellas mamás que no pueden dormir bien por las noches.

    Trucos para mamás que no duermen por las noches

    Mi bebé no derme por la noche“, si eres madre, esta frase la vas a repetir una y otra vez durante muchos meses, bueno, podemos cambiar “mi bebé” por “mi niño”, porque, como bien te habrás dado cuenta, no hay una edad concreta en la que todos los bebés comiencen a dormir toda la noche del tirón, hay quien lo hace a los seis meses para alivio de sus padres y hay quienes con dos años siguen despertándose cada dos por tres.

    Que si es una racha de crecimiento, que si necesita más leche materna, que si le están saliendo los dientes, que si se ha puesto malito, que si tiene pesadillas… El caso es que entre unas cosas y otras, esa personita a la que tanto amas se ha propuesto que tus noches no vuelvan a ser las mismas, y sin una posible siesta a la vista, los días se van haciendo cada vez más duros.

    Puede que te hayan dicho más de una vez eso de que duermas cuando lo haga tu pequeño, “sí, claro, como si no hubiera otra cosa que hacer…“, y es que son en esas siestas que se echa el bebé a lo largo del día que tu aprovechas para ducharte, hacer la casa, la comida… Siempre y cuando el bebé no se duerma en tus brazos.

    ¿Y qué ocurre cuándo se acaba la baja de maternidad y tienes que volver al trabajo? Pues que el día a día se convierte en una carrera de fondo.

    Quizás estos truquitos te ayuden en algo.

    Cómo afrontar una jornada de trabajo sin dormir

    Para hacer frente a un intenso día de trabajo, te aconsejamos que ganes algo de energía extra con una taza de café o un poco de chocolate; sí, en estos casos está más que permitido.

    Trata de comer algo entre horas para tener energía y mantenerte bien despierta y sobre todo mentalízate de que vas a estar cansada, pero no por ello debes dejarte arrastrar por el mal humor.

    No está de más tampoco, que si tienes opción, relegues en tus compañeros alguna que otra tarea para descansar un ratito aunque sea en tu mesa de oficina.

    ¿Sabes que hay madres que apoyan la cabeza encima de un rollo de papel higiénico y se recuestan en el escritorio para poder cerrar los ojos unos minutos? Todo vale cuando se trata de ganar la batalla al cansancio.

    Cómo hacer que no te afecte el mal humor

    Estarás de acuerdo en que el hecho de no dormir hace que veas el día de forma pesimista y con mal humor. Tranquila, todo va a salir bien, tu pequeño tarde o temprano dormirá plenamente, es más, dormirá toda la noche del tirón sin decir nada de nada, estás viendo crecer a tu hijo y eso es lo más importante.

    Permite que tu pareja y los tuyos te mimen, cosas sencillas que conseguirán que te sientas mejor.

    ¿Es posible una siesta?

    Llegas del trabajo agotada y hay un montón de cosas por hacer, ¿se pueden dejar para mañana? ¿Las puede hacer tu pareja? Es momento de descansar un rato en el salón de tu casa y de cerrar los ojos aunque sean unos minutos.

    Un poco de tiempo para ti

    Te parecerá una locura, pero ganar unos minutos al día para ti harán que lo veas todo de otra forma, aunque sigas sin dormir, el tener un rato para hacer ejercicio, o para leer un libro, o para dar un paseo, logrará que veas el día con otra perspectiva.

    Descansa los fines de semana

    Si trabajas de lunes a viernes, es el fin de semana cuando más debes descansar. Así que nada de agobios porque haya mucho que recoger, o comprar u ordenar. Las visitas pueden esperar, es tiempo para estar con tu bebé y para dormir una buena siesta.

    También te puede interesar: ¿Por qué llora un bebé? Causas frecuentes y The hold: Truco para que el bebé deje de llorar en segundos