Bañadores: Cómo conservarlos para que duren más tiempo

Te contamos como cuidar tus bañadores y bikinis para conservarlos durante más tiempo en perfecto estado

por , il

    Bañadores: Cómo conservarlos para que duren más tiempo

    Verano tras verano nos compramos diversos bikinis y bañadores y al final de la temporada estival nos damos cuenta de lo deteriorados que están. Por eso os queremos contar algunos trucos para conservar y que duren más tiempo los bañadores. Las condiciones en las que usamos esta prenda no son las ideales para su conservación, pero es posible mantener los bikinis y bañadores como nuevos si nos acostumbramos a tomar medidas para ello. ¿Quieres saber cuáles son los cuidados fundamentales para este tipo de prenda se mantenga en buenas condiciones? Toma nota y empieza este verano a cuidar tus trajes de baño.

    ¿Por qué se deterioran tanto los bañadores y los bikinis?

    bañadores duren mas tiempo

    Las mejores firmas de moda lanzan temporada tras temporada bañadores y bikinis muy bonitos y tendencia. En muchas ocasiones no se compran nuevos modelos “por capricho” o tendencia, sino porque los que tenemos se deterioran muy rápidamente.

    Los bañadores y bikinis parecen prendas muy resistentes, pero en realidad son muy delicadas. Se suelen deteriorar por varias razones: mala calidad de los tejidos, el cloro de la piscina, la sal del agua del mar, el sudor, la arena, los bronceadores…

    Bañadores: trucos para conservarlos mejor y que duren más tiempo

    • Antes de estrenarlo, ponlo en remojo con un poco de vinagre. De esta manera quedarán mejor fijados los colores y tardarán más tiempo en aclararse. Otra opción es meterlo en agua con sal. Elijas la opción que elijas, contribuirá enormemente al futuro de la prenda.
    • Después de cada uso debes lavar tu bikini y bañador. Después de llegar de la piscina o la playa debes lavar los bañadores con un jabón o detergente líquido para ropa delicada y con agua fría. La combinación de estos dos elementos eliminan el cloro y la sal. No debes utilizar agua caliente ya que daña el tejido, lo encoge y lo destiñe. Tampoco debes utilizar detergente en polvo ya que es muy agresivo y endurece la tela. No debes aplicar suavizante ya que hace que las fibras y elásticos den de sí. Por último, te aconsejamos que laves los bañadores a mano. La lavadora hace que la tela se desgaste y pierda color.
    • Si el bañador o bikini tiene bordados u otros elementos delicados como los abalorios, lentejuelas o tachuelas, puedes lavarlo primero por un lado y luego por el otro para impedir que se desprendan o que se estropeen.
    • Al acabar de lavarlo es importante eliminar el agua que le sobra y hacer esto con cuidado para no deformarlo. Debes escurrirlo muy bien
    • Nunca debes dejar el bañador en remojo. Esto hace que se deterioren las gomas de los bañadores y el color.
    • El secado de bañador también es muy importante. La mejor forma de secarlo es al aire libre y sobre una superficie lisa para que no se deforme. Recuerda dejar el bañador a la sombra ya que el sol puede hacer que se aclaren los colores. Si no te queda más remedio que tenderlo al sol es recomendable ponerlos del revés para que los rayos solares no penetren en la parte más visible. Jamás utilices una secadora ya que el calor destruye las fibras elásticas del bikini.
    • Recuerda que jamás debes planchar un bañador. Este tipo de prendas no suelen arrugarse gracias a los tejidos de los que están hechos. Y el calor de la plancha puede deteriorar los colores del bañador.
    • Nunca debes guardar un bañador mojado porque la humedad puede facilitar la proliferación de hongos y malos olores.
    • Después de cada temporada debes almacenar los bañadores de manera correcta. Antes de guarda los bañadores y los bikinis para la próxima temporada es recomendable que los laves a mano con agua tibia. Los debes enjuagar muy bien, pero de manera suave. Deja secar tus prendas de baño al aire libre. Después debes darles un segundo lavado en la lavadora (con un ciclo para prendas delicadas) y no utilices suavizante. Deja secar al aire libre. Por último, guarda las prendas de baño en una bolsa de cierre hermético de tela (u otro material) o en una caja. Las cajas deben estar forradas con papel (de seda, por ejemplo) para protegerlas de la humedad. Debes procurar que los bañadores no queden demasiado presionados con otras prendas para que no se deformen.

    Con estos consejos, tus bañadores se conservarán y durarán mucho más tiempo en perfectas condiciones. También te puede interesar: Bañadores estampados raros: Pizzakini y otros bañadores virales y Bañadores que estilizan las piernas: Mejores modelos