Cómo colorear la sal para decorar con tizas o témperas

Pasos para colorear la sal con rotuladores, témperas y colorante alimenticio

por , il

    colorar sal

    ¿Sabes cómo colorear la sal? Con tizas, témperas, para crear bellos botes de colores… Hay muchas maneras de hacer manualidades únicas con sales. ¿Cómo podemos entonces colorear la sal para crear bellas obras de arte para dar al hogar un detalle especial o para diseñar regalos divertidos y originales? Desde las botellas con sal de mil colores diferentes hasta los diseños verdaderamente creativos, con la sal de colores puedes crear cientos de proyectos artísticos en los que incluso pueden participar los más pequeños en casa. ¡Vamos a verlo!

    En nuestro post de hoy te contamos cómo se colorear la sal, gruesa o fina. Veremos también cómo crear las típicas botellas de colores de con sal y tiza. ¿Tienes curiosidad por saber más? Aquí tienes hay algunas ideas interesantes, consejos útiles y técnicas perfectas para colorear la sal.

    Cómo hacer sal de color con rotuladores

    colorear la sal

    ¿Cómo hacer sal coloreada con unos simples rotuladores? El tutorial a seguir es bastante simple. ¿Qué hacer exactamente? Para colorear la sal fina, los mejores y más rápidos aliados son los rotuladores, estos deben ser preferiblemente medianos o grandes, así como redondos. En cuanto a los colores a elegir, puedes dar rienda suelta a tus gustos y elegir tus preferidos.

    ¿Cómo proceder entonces? Vierte la cantidad deseada de sal en un vaso de plástico; abre el rotulador y ponlo dentro con la punta apuntando hacia abajo. Una vez hecho esto, para colorear todo bien, solo tienes que mezclar la sal, haciendo movimientos circulares con el rotulador hasta que la sal cambie completamente de color. Finalmente, dejar que se seque durante unos minutos, ¡ya tienes lista tu sal coloreada!

    Cómo hacer sal de color con témperas

    colorear la sal

    ¿Cómo hacer sal de color con témperas? ¿Cómo colorear la sal de rojo, verde, azul o el color que más te guste? Para hacer esta manualidad tan bonita, simplemente tienes que poner un poco de tempera de color en un tazón pequeño y diluirla agregando un poco de agua. La mezcla no tiene que quedar muy espesa, sino agrega un poco más de agua. Una vez lo tienes listo es el momento de añadir la sal gruesa.

    A continuación, mezcla de nuevo usando una cuchara de plástico o una de madera, verás cómo los cristales de la sal, poco a poco, comienzan a cambiar de color hasta que se convierten en la tonalidad elegida. Después tendrás que dejar que la sal de color se seque durante al menos una hora, ¡ya está lista para usar como más te guste!

    ¿Sal de color? Así es cómo se colorea la sal con colorante comestible

    colorear la sal

    ¿Cómo colorear la sal con colorante comestible? Para colorear la sal y mantenerla como un ingrediente comestible, por ejemplo para preparar platos originales y sorprender a tus invitados, tendrás que usar un poco de colorante alimenticio. ¿Cómo? Simplemente pon la sal gruesa o fina en un tazón, luego añade más de medio vaso de jugo de limón y mezcla bien y con cuidado. Después diluye el colorante alimenticio en un poco de agua, solo tienes que verterlo sobre la sal y mezclar hasta que el colorante se vuelva uniformemente. Para lograr que se seque correctamente, puedes poner la sal en el horno, a baja temperatura, durante un par de horas o bien dejarla fuera durante un par de días.

    Como hacer decoraciones con sal de colores

    colorear la sal

    ¿Cómo hacer creativas decoraciones con la sal de colores que hemos preparado? ¿Qué te parece empezar con un dibujo de sal de colores? Una vez tengas tu sal de colores lista, con un lápiz, haz un dibujo en una hoja, ahora pega la sal dentro del dibujo. Para ello, extiende un poco del pegamento y pon la sal de color sobre él. Es excelente para dar vida a un trabajo creativo para poner en casa o como regalo.

    Cómo crear botellas de color con sal y tizas

    colorear la sal

    ¿Cómo crear botellas de color con sal y tizas? Hay muchas ideas creativas que puedes poner en práctica con tan solo un poco de imaginación, una pizca de destreza, algo de paciencia y grandes dosis de creatividad; el resultado, pequeñas obras únicas llenas de personalidad.

    Como primer paso, tendrás que hacerte con unos frascos de vidrio vacíos, tizas de colores y sal fina. Una vez tienes listo todo lo necesario, coloca la sal en un plato de plástico y comienza a colorear con las tizas de colores, para ello tan solo has de pasar la tiza sobre la sal y frotar con cuidado.

    Las tizas, al mezclarse con la sal, crean el efecto de capas de colores. Una vez lo tienes a tu gusto, mete la sal dentro del frasco de vidrio. Tendrás unos tarros de color arcoíris perfectos para dar a tu hogar el elemento decorativo que tanto te gusta.

    También te puede interesar: Pasta de sal: Receta para manualidades con niños y Manualidades de primavera: mariposas con papel y rollos