Cómo decorar un salón: Ideas originales y funcionales [FOTOS]

Si quieres decorar tu salón, te damos algunas de las claves para conseguir un espacio acogedor, funcional y adaptado a tu estilo.

por , il

    El salón es una de las principales estancias de la casa, ya que en él la familia se reúne, los amigos pueden pasar horas charlando y las parejas pasan tiempo juntos. Es decir, el salón es una de esas estancias vivas que hay que cuidar para que la energía del hogar sea positiva y agradable. Por ello, decorar el salón es fundamental si queremos sentirnos bien en nuestro hogar. El salón debe ser un espacio acogedor, agradable y funcional y por ello la decoración debe ir encaminada a ello. En la galería de fotos te damos consejos e ideas para decorar el salón. No te la pierdas.

    Si estás empezando de cero para decorar tu salón, es importante que tengas en cuenta algunas reglas o consejos previos que te ayudarán a hacerlo de manera satisfactoria y crear un espacio con estilo, funcional y con tu propia personalidad. Toma nota.

    Toma las medidas de tu salón

    Antes de elegir los muebles, hay una cuestión básica a tener en cuenta: la medición del espacio con el que contamos. Debes hacerlo cuidadosamente, fijándote en cada detalle.

    • Primero debemos medir las dimensiones de la habitación, así como la altura y el tamaño de los elementos arquitectónicos (molduras del techo, zócalos, rodapiés…).
    • Medir las ventanas y puertas, y anotar hacia dónde abren y la altura de las ventanas
    • Anotar también la ubicación de los enchufes, interruptores, puntos de luz, toma de teléfono y televisión.

    Distribuye del espacio

    Aunque necesitarás medir bien si los muebles entran en tu salón, tampoco es recomendable elegir muebles demasiado pequeños, ya que estos acortan el espacio visualmente. La regla es elegir muebles grandes para dar amplitud al salón, dentro de las posibilidades del espacio. Para ello, deberás asegurarte de que haya zonas libres de paso o de flujo de energía, para que los integrantes del hogar puedan moverse con libertad. Además, es mejor elegir unos pocos muebles de buen tamaño que muchos muebles y objetos que pueden dar sensación de agobio.

    Si tu salón es también comedor, deberás elegir una mesa lo suficientemente grande para que entren comensales, pero no tanto como para que ocupe todo el espacio de comedor. No es suficiente con que entre la pared y haya sitio para colocar la fila de sillas. Para poder sentarse o levantarse debe haber un espacio detrás de los asientos.

    Si deseas colocar una librería en el salón, asegúrate de que tienes el espacio suficiente y elige el mueble en función del mismo. Lo más aconsejable es optar por los diseños modulares, ya que se adaptan a cualquier estilo y según las necesidades y espacio disponible, permite ir añadiendo cajones, estantes y puertas. Además, no te olvides de la iluminación de las estanterías. Unos focos halógenos en la parte superior o en el interior de la misma le dará un toque de estilo a tu salón.

    Haz un dibujo para imaginarte cómo quedará

    Una vez que tienes las medidas, esto te dará una idea del tipo y tamaño de los muebles. Puedes recurrir a un dibujo para ubicar los muebles principales del salón, de manera que te hagas una idea de cómo quedará realmente tu salón.

    Elige los colores de tu salón

    El color de las paredes, los muebles, el suelo y los elementos decorativos deben ir en consonancia para que la combinación sea decorativa. Si te gusta el color, elige cuatro o cinco colores en los que siempre debe haber incluido uno o dos colores neutros. De esta manera tendrás una paleta de colores con la que jugar en la decoración de tu salón.

    Si no estás muy segura en la combinación de colores, una apuesta segura es optar por los colores neutros. Grises, beiges, blancos o nuevos neutros como el color salvia de tendencia dan una sensación de calidez y relax a cualquier ambiente. Además, son fácilmente combinables, por lo que si el suelo, las paredes y los muebles principales del salón tienen colores neutros, siempre podrás darle un toque de color cada temporada con los textiles. Por ejemplo, con las cortinas o los cojines.

    No te olvides de la iluminación

    Un salón bien decorado debe tener una lámpara de techo que impacte, pero además debe contar con una iluminación de atmósfera con la que crear diferentes ambientes. Las lámparas de pie, las de mesa y las velas te ayudarán a decorar el salón mientras que te ofrecerán alternativas de iluminación muy interesantes.

    Dale tu toque personal

    El salón debe mostrar la personalidad de los integrantes del hogar. Por ello, es importante que elijas un estilo de decoración que te identifique o con el que se identifiquen los miembros de la familia.

    Pero además, no busques tener un salón de catálogo. Si quieres que sea un espacio acogedor es importante que añadas elementos personales. Una alfombra kilim que te gusta, tu libro favorito como parte de la decoración de la mesa de centro, el cojín de la abuela, vuestras fotos familiares para decorar las paredes de forma creativa… en fin, algo que diga ‘este espacio es nuestro’.

    Además, no te pierdas las descripciones de la galería de fotos, donde encontrarás muchas más ideas originales y funcionales para decorar el salón. Ponte manos a la obra y disfruta de tu nuevo salón.

    Además, no te pierdas estos consejos para que tu salón parezca más elegante y algunas ideas con color amarillo para decorar un salón alegre.

    Texto revisado por Sandra Llorente.