Decoración estilo Shabby Chic: Ideas y consejos [FOTOS]

El estilo Shabby Chic es romántico, bohemio, delicado y muy elegante. Te damos las mejores ideas y claves para lograrlo.

por , il

    Es uno de los estilos más de tendencia en la actualidad, pero a la vez se inspira en un pasado decadente, romántico y siempre elegante. Hoy te damos las mejores ideas para lograr el estilo Shabby Chic y las claves de este estilo único y peculiar que nos tiene enamoradas.

    Shabby Chic: orígenes

    El Shabby Chic tiene origen en las casas de campo inglesas del siglo XIX que se decoraban con muebles repintados y textiles gastados en un ambiente donde los blancos predominaban. De hecho, ‘shabby‘ significa ‘en mal estado’, ‘desgastado’ y ‘raído’. En la década de los 80, el shabby se hizo muy popular entre bohemios de la clase media alta de Europa y Estados Unidos, de modo que decidieron darle un toque chic más moderno, actual y elegante, combinándolo con muebles de corte contemporáneo y moderno. Así nace el estilo Shabby Chic, una combinación única entre lo rústico y lo moderno que apuesta por el romanticismo decadente a la vez que por la elegancia actual que acompaña las tendencias en decoración.

    El estilo Shabby Chic en la actualidad

    Por supuesto, el estilo Shabby Chic ha ido variando a lo largo de los años, hasta conformar el Shabby Chic de tendencia que conocemos en el siglo XXI, un estilo que apuesta por la delicadeza, el concepto de feminidad más tradicional y la idea de lo vintage como tendencia. Un estilo Shabby Chic muy romántico, pero sin perder la funcionalidad y el toque moderno que caracteriza a las sociedades de la actualidad.

    Claves del estilo Shabby Chic

    De esta forma, el Shabby Chic actual es un estilo mucho más depurado, que mezcla líneas modernas simples con pequeños detalles más complejos propios de la decoración rústica de del siglo XIX en Gran Bretaña. Por ello, no existe actualmente un estilo Shabby Chic puro, ya que podemos ver ambientes contemporáneos que se inspiran en el estilo Shabby Chic de forma sutil con pequeños detalles que marcan la diferencia.

    Estas son las claves principales del estilo Shabby Chic, con las que podrás lograr ese toque bohemio, romántico y elegante que buscas:

    • El blanco: La mayor parte de los ambientes Shabby Chic se construyen con el blanco como color protagonista. La pureza, la luz y la delicadeza que aporta el blanco siempre es bienvenido en la decoración Shabby Chic.
    • Colores suaves: la gama de pasteles, el verde menta. el rosa o los beiges son clásicos de la decoración Shabby Chic. Sin embargo, en la actualidad también se apuesta por colores más modernos en la decoración Shabby Chic, como un amarillo plátano, un gris medio muy contemporáneo o colores más fuertes con los que se juega con el aspecto antiguo y decadente del estilo shabby.
    • Decapado: los muebles de madera vintage pintados con la técnica del decapado son un básico para lograr el Shabby Chic. No hay nada como el encanto de un mueble antiguo restaurado con un toque bohemio y decadente, ¿no crees?
    • Flores: Quizás no hay un estilo de decoración que acepte tan bien las flores como el Shabby Chic. Jarrones vintage con flores, vajillas con flores, papel tapiz de flores… las flores son indispensables para darle ese toque delicado y femenino del Shabby Chic que se lleva en la actualidad.
    • Decoración vintage: los elementos de decoración vintage son indispensables para lograr el estilo Shabby Chic. Lámparas de telas de araña, candelabros antiguos pintados de blanco, las icónicas maison jars en colores pasteles, espejos antiguos, decoración de paredes con marcos de fotos vintage vacíos, tazas de porcelana como macetas o jarrones, jarras lecheras, cubos de latón, baúles antiguos en decapado… Cada detalle cuentas en la decoración Shabby Chic.

    Si quieres tomar ideas para decorar tu casa al estilo Shabby Chic, no te pierdas la galería de fotos. ¡Te va a encantar!

    Además, no te puedes perder las mejores ideas de decoración con incrustaciones de hueso y nuestros consejos para hacer que tu baño parezca un spa de lujo.

    Texto revisado por Sandra Llorente