Consejos para decorar una casa de alquiler

Dale un toque personal a tu casa de alquiler con mucho estilo. Te enseñamos cómo.

por , il

    Consejos para decorar una casa de alquiler

    Que vivas en una casa de alquiler no significa que no la puedes hacer tuya y que no tenga que reflejar tu personalidad. Es cierto que a veces las posibilidades de decoración son mucho más limitadas que si tuvieras tu propia casa, pero con algunos trucos y pequeños cambios puedes hacer que tu nueva casa de alquiler se convierta en un hogar. No te pierdas estos consejos para decorar una casa en alquiler.

    Qué hago con las paredes

    Dependiendo del tipo de contrato y lo tiquismiquis que sea el propietario de la casa, tendrás más o menos libertad para pintar las paredes. En ocasiones, no ponen problemas a que cambies el color de las paredes, siempre y cuando devuelvas la casa con la pintura original.

    Si has decidido pintar las paredes, asegúrate de que no tengan más de dos manos de pintura, pues en la tercera podría desconcharse. Para que no ocurra esto, lo ideal es eliminar el látex de la pintura antes. De todas formas, pregunta en la tienda de pinturas, te podrán asesorar adecuadamente.

    Cuando la opción de pintar las paredes es imposible, hay trucos para hacerlas más atractivas: puedes usar un papel tapiz con estilo (pregunta primero a tu casero) o vinilos adhesivos para decorar, los cuales se quitan sin dejar marca.

    Si la pared tiene ese gotelé pasado de moda que odias, lo mejor es que uses una pintura blanca mate que te ayudará a disimularlo y suavizarlo.

    Para ayudarte con las paredes de tu casa de alquiler, toma nota de estas ideas para decorar las paredes de forma creativa.

    El suelo: no me gusta nada

    Cuando llegamos a un apartamento alquilado donde el suelo es un desastre, suele ser uno de los motivos por los que no acaba de gustarnos e incluso puede hacer que decidamos marcharnos. Pero tranquila, tienes varias opciones para solucionar el problema.

    Si tu contrato de alquiler es prolongado en el tiempo, puedes instalar una tarima flotante que podrás llevarte contigo cuando te vayas de la casa. Es una opción un poco arriesgada, pero te asegurará que siempre te sientas bien en tu casa.

    Otra opción es el uso de alfombras estratégicamente colocadas para darle un toque o un aire nuevo a tu hogar. La moqueta también puede ser un sustituto de un suelo feo, aunque no a todo el mundo le gusta.

    Los muebles: cuáles dejo y cuáles compro

    Si tu casa de alquiler tiene algunos muebles, deberás tomar la decisión de conservarlos o guardarlos en el trastero. Si no te queda más remedio que dejarlos en casa, siempre puedes cambiarlos de lugar si no están bien distribuidos o darles un toque personal con elementos decorativos.

    También puedes pintarlos o forrarlos con papel tapiz (si tu casero está de acuerdo).

    Te recomendamos que compres muebles de líneas simples y tamaño promedio para tu casa de alquiler, ya que así siempre combinarán con cualquier mueble y los podrás usar en futuras casas.

    Si tienes poco espacio de almacenaje en la cocina, el salón o el dormitorio, consigue muebles modulares que sean funcionales y puedan servir en otros espacios por si te vuelves a mudar. Por ejemplo, un toallero de pie puede ir contigo allá donde vayas.

    Presta atención a la iluminación

    Cambia las lámparas si no te gustan o no van con tu estilo. Guarda las lámparas de techo originales en un lugar seguro para que las puedas volver a instalar cuando te vayas. Además, si la iluminación es insuficiente, apuesta por la iluminación secundaria con lámparas de pie y de mesa, ya que no podrás cambiar la instalación de luz. Además, este tipo de iluminación siempre es muy decorativa y ayuda a crear ambientes distintos en la decoración del hogar.

    Dale tu toque personal

    Una vez tienes solucionado lo básico de la decoración de tu casa de alquiler, llega el momento de sacar toda tu creatividad a flote.

    Juega con los textiles

    Los textiles siempre son un imprescindible para darle juego a cualquier decoración. Cambia los cojines del sofá, pon cortinas nuevas más acordes con tu estilo, pon una manta estratégicamente colocada en el sillón o la cama, dale protagonismo a tu salón con una alfombra de tendencia, viste tu dormitorio con un juego de cama que te guste y te represente, cambia la cortina del baño, ponle una funda bonita al sofá… Hay multitud de posibilidades con los textiles y pueden cambiar el aspecto de un espacio por completo.

    Incluye fotos, marcos, cuadros artísticos…

    Los cuadros y marcos de fotos también reflejan mucha personalidad en los ambientes. Si no puedes hacer agujeros en las paredes, puedes usar adhesivos especiales para cuadros, o jugar con los cuadros sobre estanterías y aparadores. Aquí te damos algunas ideas para decorar con marcos vacíos. ¡Son geniales!

    Incluye plantas

    Las plantas también aportan mucha calidez y alegría a cualquier espacio y puedes poner cuantas quieras. Así que ya sabes, acude a tu vivero favorito y hazte con unas cuantas plantas para decorar tu hogar. Te damos una idea que nunca falla, decorar con plantas aromáticas. Además, no te olvides de ponerlas sobre un macetero original que hará la diferencia en la decoración de tu nuevo hogar.

    Cambia los pomos

    Los pomos de las puertas, armarios y muebles pueden cambiarse por un precio moderado y darle un toque diferente a tu hogar de alquiler. Sólo tienes que sustituirlos por los originales cuando te vayas. Por cierto, también puedes hacer lo mismo con la grifería.