Huertos urbanos: Beneficios y cómo funcionan

Los huertos urbanos son una tendencia que se ha ido instalando en las ciudades desde hace unos años. Si te gusta todo lo eco y quieres disfrutar de la naturaleza te explicamos como funcionan.

por , il

    Huertos urbanos: Beneficios y cómo funcionan

    Los huertos urbanos son mucho más que un hobbie. Se trata de una tendencia muy común en grandes ciudades que permite a sus habitantes disfrutar de verduras frescas y tener siempre un poco de naturaleza cerca. Los beneficios de esta actividad son increíbles, no solo para la persona que dispone de un huerto urbano, sino también para el propio ecosistema que es capaz de generar. Menos contaminación y más alegrías, toma nota de la llegada de los huertos urbanos a las ciudades.

    Qué es un huerto urbano

    Un huerto urbano es disponer de un espacio en cada vivienda o terraza para cultivar hortalizas y frutas a escala doméstica. Las personas que se benefician de esta producción son las que viven en la vivienda en donde se sitúa el huerto urbano. Permite un cultivo sostenible de alimentos mucho más saludables que ayudan a mejorar el medio ambiente de la zona.

    Tipos de huertos urbanos

    Los huertos urbanos se crean en aquellas zonas que cumplen las condiciones para conseguir que las plantas prosperen. Debemos buscar una espacio que esté al aire libre para poder conseguir el sol, tan necesario para que los alimentos crezcan.

    Vertical

    El espacio de que se dispone puede ser escaso y una de las maneras de ampliarlo es optar por un huerto vertical. Ponemos las distintas macetas de forma que una superficie más amplia pueda abarcar una mayor producción. Es un poco más complicado de regar y algunas plantas no se pueden cultivar, pero es perfecto para hierbas aromáticas y hongos.

    Horizontal

    Lo normal es disponer el huerto de forma horizontal. En él prepararemos la tierra e iremos cultivando todo tipo de elementos. Las plantas como el tomate o las judías necesitan espacio por tratarse de enredaderas así que debemos tener en cuenta que crecerán a lo alto en el lugar donde estén, cambiando por completo nuestra apreciación del espacio.

    Ventanas

    Las ventanas pueden ser el primer lugar en el que empecemos un huerto urbano. Aunque pueda parecer que no hay espacio. En unos centímetros cuadrados podemos iniciarnos en la jardinería. Un poco de perejil para las comidas o unas plantas silvestres fáciles de cuidar pueden ser este primer paso sostenible de nuestra vivienda.

    Tejados

    Los tejados suelen ser el lugar indicado en muchas ciudades para instalar los huertos urbanos. Es donde hay más espacio y permite crear una economía colaborativa. Ponerse de acuerdo todos los vecinos para poder cultivar una extensión mayor de frutas y verduras. Pequeños árboles como un limonero o un peral, además de extensiones de coles, lechugas, tomates o pimientos, pueden crecer a tan solo unos metros de tu casa.

    Beneficios de los huertos urbanos

    • Fomenta hábitos saludables: La posibilidad de comer frutas y verduras ecológicas es un privilegio sostenible. Sin pasar por los elevados precios de estos alimentos y además, con una frescura incomparable.
    • Cambios psicológicos: Cultivar nuestra propia verdura nos permite sentirnos mucho mejor. tener una actividad que realizar al llegar a casa, ser consciente del esfuerzo y de las recompensas que nos ofrecen estos huertos es algo muy recomendable.
    • Aumento de las zonas verdes: Los escasos espacios de zonas verdes de las ciudades se verán aumentados gracias a estos huertos urbanos. Es una manera de reducir la cantidad de CO2 y conseguir un aire más puro.

    Los huertos urbanos en el mundo

    Ciudades como Andernach en Alemania han sido las primeras en apuntarse a esta tendencia de los huertos urbanas. Lo han hecho de forma inteligente, han sustituido las zonas verdes por huertos. Los frutos de cada zona son gratuitos para aquellos vecinos que quieran hacerse con una rica verdura o fruta.

    Tokio es una ciudad que necesita desesperadamente mejorar la calidad del aire. Los huertos urbanos le han permitido hacerlo, en este caso han utilizado las estaciones de tren para crear estos espacios. Las personas que llegan cada día del trabajo pueden dedicar su tiempo en cuidarlos y llevarse sus frutos.

    Londres ha transformado el dolor del recuerdo de aquellos espacios que se vieron implicados en la II Guerra Mundial en huertos urbanos. Los refugios subterráneos que un día sirvieron para salvar millones de vida ahora dan de comer a una gran parte de sus ciudadanos. Los restaurantes locales son los que plantan en ellos sus frutas y verduras.

    Paris es otra de las grandes ciudades europeas que se ha sumado a la tendencia de los huertos urbanos. La ley permite a cualquier persona tener un huerto urbano. Las paredes, tejados y ventanas de esta histórica ciudad han empezado a ponerse verdes, disfrutando de un aire más puro y una alimentación más equilibrada.

    Toma nota de estos beneficios de hacer zumos de frutas y verduras caseros para convencerte de los múltiples beneficios de tener un huerto en casa o estas plantas para la depresión y el estrés. Ve cogiendo ideas para empezar a crear tu propio huerto en casa.