Plantas y flores de balcón perennes o resistentes: qué son y cómo tratarlas

El balcón y la terraza de la casa se pueden adornar con flores, colores y aromas que duren todo el año. Entre los árboles de hoja perenne resistentes, las plantas de invierno en macetas de exterior y las flores que duran todo el año, decorar un espacio verde es bastante simple. La lista de plantas y flores resistentes o perennes que pueden ser tratadas y cultivadas no deja nada que desear.

por , il

    plantas flores de balcon

    Decorar espacios en el exterior del hogar con plantas y flores de balcón perennes o resistentes puede ser un juego de niños, si se sabe exactamente qué hacer para tener éxito. El primer desafío es elegir los mejores tipos de plantas para este propósito, verdes o con flores, grandes o pequeñas, adaptadas para cada tipo de clima y adecuadas en macetas o no. Hay muchas preguntas, como las características de cada planta, que deben observarse con cuidado. Hay plantas de balcón resistentes al sol con poca agua, plantas de hoja perenne resistentes a la sequía y al frío, plantas de exterior e invierno en macetas y plantas de flores que duran todo el año. Por supuesto, siempre puedes tener un bonito balcón colorido y aromático, pero ¿cómo? Descubramos juntas las plantas y flores de balcón perennes o resistentes, cuáles son y cómo tratarlas.

    El geranio

    Es la planta de balcones y terrazas por excelencia. Con sus numerosas flores coloridas, que forman preciosos arbustos perfumados, el geranio gana el primer lugar entre las especies de plantas favoritas de balcones y terrazas. Existen numerosas variedades y colores. Los geranios florecen en verano y en la primera parte del período de otoño. Pero, ¿cómo podemos cuidarlos? No necesitan un cuidado particular, pero necesitas saber cómo hacer para obtener buenas flores. Los geranios deben colocarse en un área con mucha luz solar y, especialmente durante los meses calurosos, es necesario regarlos regularmente manteniendo la tierra húmeda, pero evitando el estancamiento peligroso del agua. Es una de las plantas de balcón que se puede colocar a pleno sol, durante la primavera, el verano y el otoño; en invierno, por otro lado, es mejor protegerlo -moviéndolo o cubriéndolo con una tela- del frío, las heladas y las corrientes. No olvides la fertilización -puedes usar café molido o un fertilizante específico- y arrancar las flores secas y hojas muertas. El trasplante deberá llevarse a cabo todos los años, yendo a una maceta un poco más grande que la anterior y a un suelo de turba y arcilla.

    La hortensia

    Entre las plantas y flores resistentes y perennes que cuidar y cultivar, con sus grandes flores y mil tonos posibles, que van desde el lila al azul claro, del blanco al verde, está la hortensia, que florece durante el verano y prefiere lugares sombreados y luminosos, pero no expuestos directamente al sol. Hay diferentes variedades: plantas de hoja perenne, trepadoras y ornamentales para el hogar. Para su cultivo en maceta, este último requiere al menos 30 centímetros de diámetro. Es una planta que debe regarse regularmente durante todo el año, pero verificando que el suelo esté seco para evitar el estancamiento del agua. Se debe fertilizar regularmente en primavera y no descuidar la poda de verano, después de la floración para eliminar las flores y las ramas secas.

    El cyclamen

    Con delicadas flores y hojas en forma de corazón y numerosas variedades, el cyclamen persicum o ciclamen es perfecto para dar color en balcones y terrazas, y es una de las pocas flores de invierno que soporta las bajas temperaturas. Entre las plantas resistentes al frío, el ciclamen produce flores y hojas durante todo el año. Puede ser colocado en áreas luminosas pero no directamente expuestas al sol. El ciclamen florece en otoño e invierno, especialmente en áreas donde la temperatura no excede los 15 grados. Es precisamente durante el período de floración que necesita más cuidados, agua suficiente, que se aplica directamente en la maceta, pero sin exagerar; en verano, sin embargo, se debe regar solo ocasionalmente. Un consejo: elimine las hojas y flores marchitas cuando sea oportuno, para evitar que infecten el resto de la planta.

    La erica arbórea

    En la lista de plantas perennes, hay un arbusto rústico perenne que da vida a hermosas flores blancas durante los meses de invierno: la erica arbórea o brezo blanco ama la luz y no necesita demasiada agua. Fácil de cultivar, para cuidarlo correctamente, debe colocarse en áreas bien ventiladas, moviéndolo a la sombra durante el verano. Se debe regar constantemente, pero moderadamente. El brezo blanco se puede trasplantar en primavera, utilizando suelos ácidos y bien drenados con arena y turba. Recomendamos el uso de fertilizantes cada tres semanas más o menos, durante el período de floración que tiene lugar a una temperatura de aproximadamente 7-15 grados. También es importante eliminar las flores marchitas y podar las ramas secas.

    La rhodiola rosea

    La rhodiola rosea o rodiola, quizás mejor conocida por sus propiedades terapéuticas, es una planta perenne particularmente resistente al frío, que en verano está cubierta de flores amarillas brillantes. Le encanta la luz y prefiere la exposición al sol, al menos durante varias horas al día. Se debe regar con abundante agua, pero solo cuando el suelo esté particularmente seco.

    Equinácea

    Otra de las plantas y flores perennes de balcón es la echinacea purpurea o la equinácea, que puede producir muchas flores olorosas y coloridas, capaces de embellecer el balcón. Conocida por sus propiedades beneficiosas y medicinales, también se puede cultivar simplemente con fines ornamentales. Este tipo de planta no requiere mucho cuidado: se puede cultivar a partir de la siembra, en un suelo que debe estar bien drenado. Mejor que quede colocada a la sombra y se debe regar aproximadamente una vez cada tres semanas, evitando cualquier agua estancada.

    La prímula

    La prímula o primavera no es una planta de invierno, pero puede durar mucho tiempo si se cuida adecuadamente. Colorida, con un aroma primaveral, resistente a todas las estaciones, se puede colocar en macetas al sol directo en el balcón para lograr un alféizar florido, pero al abrigo del viento. Al trasplantar las plántulas, cubre los orificios de drenaje con trozos de maceta rota, grava o arcilla expandida, para crear una capa de drenaje, a fin de evitar estancamientos de agua, agregando turba, tierra universal y arena. Riega sin mojar las flores, evitando que la tierra para macetas se seque por completo. Para fertilizar, mejor un fertilizante líquido para plantas con flores.

    La peonía

    La peonía es una planta espléndida con flores que van del rojo intenso al blanco puro, lo que puede parecer difícil de cuidar, pero no lo es: de hecho, solo se necesita seguir algunos pequeños trucos. Es una de las plantas y flores de balcón que resisten perfectamente incluso el frío invierno. La peonía florece a mediados de abril. Usa un suelo alcalino ligero. La plantación debe estar en parte a la sombra, no se puede olvidar quitar los pétalos y hojas secas y, además, se debe regar constantemente el suelo.

    La margarita

    Una de las flores más queridas y apreciadas es la de la margarita, una planta típica de primavera que puede embellecer balcones y terrazas durante todo el año. Resistente y alegre, es una planta con flores que florecen tanto en invierno como en primavera. ¿Cómo cultivar margaritas para que siga floreciendo? El mejor momento para plantarla es la primavera. Todo lo que tienes que hacer es llenar una maceta con una capa de arena, para drenar el suelo y evitar el agua estancada, tierra para macetas, semillas o plántulas y otra tierra para macetas y luego agua con agua desmineralizada: en el caso de las semillas, cubre la maceta con una envoltura de plástico para que las flores crezcan más rápido. La plántula debe colocarse en un área brillante, lejos de corrientes de aire. Riega una vez al día, durante el invierno y dos veces en el verano, humedeciendo el suelo directamente. No olvides deshacerte de las flores y hojas secas.

    El eléboro

    El helleborus o eléboro es, quizás, la planta más adecuada para aquellos que no tienen mucho espacio y también tienen poco tiempo para dedicarse a las plantas, pero se debe tener cuidado porque es venenoso para los animales: por lo tanto, trata de colocarlo a una distancia segura de tus mascotas. Con flores blancas y moradas, el eléboro también se conoce como la rosa blanca de Navidad. Planta herbácea perenne, es resistente al frío y al sol. Requiere poca agua, pudiendo soportar el calor si se almacena en un lugar fresco y sombreado. La maceta debe contener grava y fragmentos para facilitar el flujo de agua, tierra blanda y compost. La floración se extiende desde finales de diciembre hasta finales de primavera. El riego dependerá de la estación y la exposición al sol: trata de mantener el suelo húmedo, sin mojar las hojas y las flores.

    La petunia

    La petunia es una planta que generalmente tiene flores rosas o azules. No requiere cuidados especiales, pero sufre con la lluvia y el viento, por lo que es apropiado protegerla en tales casos. El clima adecuado para la petunia es el templado. La exposición al sol debe ser de al menos 6-8 horas al día. En una maceta, tendrás que colocar tierra para macetas universal, arena, un lecho de grava y fragmentos, para permitir que el agua fluya fácilmente, y compost. En las estaciones más cálidas, el riego debe realizarse al menos cada dos días.

    El astilbe

    Finalmente, si estás buscando plantas y flores resistentes para balcones y terrazas, el astilbe puede ser una opción, ya que tiene hermosas flores que van del blanco al rosa, pasando por el rojo y el lila. Es una planta de hoja perenne que ama los lugares semi sombreados: es resistente al frío, pero es importante evitar la exposición excesiva al sol directo. En particular, ama un suelo con un pH ligeramente ácido, suave y húmedo, rico en sustancias orgánicas y bien drenado. El riego debe ser abundante y regular, especialmente durante el verano. No olvides el uso de fertilizantes específicos.