Temas prohibidos en la cena de Navidad

Existen una serie de temas prohibidos en la cena de Navidad, evitarlos nos proporcionará una velada mucho más tranquila.

por , il

    Temas prohibidos en la cena de Navidad

    Los temas prohibidos en la cena de Navidad son algo universal. En momentos de paz y amor, cuando totas las familias se reúnen hay algunas palabras que pueden acabar con la harmonía que se respira. Será mejor que tomes nota de esta lista si quieres conseguir unas comidas en familia tranquilas.

    Prohibido hablar de cotilleos en la cena de Navidad

    Uno de los temas prohibidos por excelencia son los cotilleos sobre terceras personas. Esas frases que empiezan por: “Me han contado una cosa de….” Pueden acabar francamente mal. Los rumores no son nada buenos, la mayoría son infundados y pueden traer cola. Difamar sobre una persona frente a un pavo de navidad no es una buena opción.

    Evita hablar de política en la cena de Navidad

    Las elecciones o los partidos políticos son capaces de dividir a una familia en estos días de navidad. Uno de los temas que nunca debes sacar sobre la mesa es a quien votas o preguntar por las opiniones de los demás. La política como la religión será mejor que se quede para la intimidad del hogar.

    Evita hablar de política en la cena de Navidad

    Entre los temas prohibidos estrella está el dinero en las primeras posiciones. Es siempre motivo de controversia. Cada uno gana lo suyo y lo invierte de la forma que cree conveniente. Cuando se trata de exponer la manera de gestionarse puede iniciar un debate de dimensiones bíblicas.

    En la cena de Navidad solo hay críticas constructivas

    Las críticas a la ropa, a la forma de peinarse o al peso corporal son típicas en las mesas de Navidad. Cada persona tiene un estilo propio que será mejor no comentar, abriría una serie de comentarios que además de poder hacer daño, desencadenaría una tercera guerra mundial antes de que llegue el postre.

    Las dietas no tienen sitio en la cena de Navidad

    Sentarse en una mesa repleta de comida equivalente a lo que un ser humano normal puede ingerir en una semana y empezar a hablar de dietas, no es una buena idea. Este tema prohibido puede hacer alzarse los cuchillos o lanzar alguna que otra mirada furtiva. Es una de las peores formas de emprender las Navidades.

    La soltería es un tema prohibido

    En todas las mesas familiares existe un tema recurrente año tras año, el típico: “¿Cuándo te vas a casas? O ¿Cuándo vas a traer a alguien? Soltera o acompañada siempre encontrarán en este tema prohibido una manera de hacer sentirse mal al personal. Llegar a la navidad en soledad parece ser uno de los siete pecados capitales, será mejor desviar el tema, llenarse la copa y empezar un brindis.

    Queda prohibido hablar de los hijos en Navidad

    Después de estar años preguntándote en cada comida de Navidad cuándo tendrías pareja, en el momento que lo consigas, llegarán otras preguntas incómodos. La llega de los hijos es uno de los temas prohibidos. Aunque tengas uno, siempre esperarán el segundo y si tienes demasiado también hablarán.

    Será mejor que te tomes estás fiestas con humor y empieces a buscar un buen vino, como este vino rosado de Hello Kitty o la ginebra de Unicorn Tears, llegarás a la mesa preparada para aguantar cualquier ataque. Haz de la navidad un momento de risas y de alegría, evita estos temas.