Dormir en pareja: Consejos para que no sea una pesadilla

¿Ronca y te es imposible dormir? ¿Te destapa continuamente? Te contamos cómo hacer que dormir con tu pareja deje de convertirse en un tormento.

por , il

    Dormir en pareja: Consejos para que no sea una pesadilla

    Soportaste sus ronquidos una vez a la semana, cuando pasaba la noche en tu casa. Pero ahora que vivís juntos, ¡ya no puedes más! Llevas noches sin dormir, ronca demasiado fuerte, se mueve constantemente, te da patadas, te quita la colcha… Dormir con tu pareja se está convirtiendo en un infierno. Tranquila, toma nota de estos consejos que te ayudarán a tener dulces sueños cuando duermes con tu pareja.

    Si tu pareja ronca…

    Este es uno de los problemas más comunes entre muchas parejas a la hora de conciliar el sueño. Cuando uno de los dos ronca fuerte, lo más probable es que el otro se pase la noche en vela o intentando calmar los insoportables ronquidos.

    Para solucionar el trastorno, lo primero es conocer a qué se deben los ronquidos, por lo que vendría bien que consultarais al médico para que os recomiende algún tratamiento con el fin de que mejore la respiración de tu pareja.

    No obstante, mientras se soluciona el problema o si los ronquidos persisten, prueba a acostarte con unos tapones de algodón e intenta dormirte antes que tu pareja, quizás una vez que concilies el sueño, los ronquidos no te molestarán.

    Si habla por las noches…

    Tu pareja no ronca, pero se marca unas conversaciones infinitas que no te dejan conciliar el sueño. Más de una vez te has despertado sobresaltada con sus gritos, porque estaba soñando que luchaba en una batalla… En fin, es imposible controlar los sueños de tu pareja, pero a veces los sueños agitados ocurren por estrés. Así que lo mejor es que practiquéis un poco de meditación antes de dormir y evitéis ver películas con contenido violento por la noche, ya que esto podría incrementar la agitación en los sueños.

    Si tu pareja no para de moverse…

    Te da patadas, te destapa, da vueltas sin parar… continuos movimientos que te hacen sentir como si durmieras en una colchonetas de feria y que te impiden descansar a gusto. Es difícil quitarle a tu pareja sus manías a la hora de dormir, por lo que lo mejor es tener una cama suficientemente grande para que cada uno tenga su espacio.

    Asimismo, el colchón también puede ser un problema si está demasiado viejo, ya que a lo mejor es la causa por la que tu pareja da tantas vueltas y no logra sentirse cómoda de ninguna forma.

    Si el problema es que te destapa constantemente, prueba con dos mantas independientes. No es tan romántico que un sólo edredón, pero te ayudará a mantenerte calentita toda la noche.

    Si a tu pareja le encanta dormir abrazados…

    Puede que al principio te resultara romántico, pero después de unas cuantas noches ¡te es imposible dormir mientras tu pareja te abraza inmovilizándote por completo! Sabemos que no quieres herir sus sentimientos pero como sabes, la comunicación es fundamental en la pareja. Proponle que os abracéis y os deis unos cariñitos cuando os metáis en la cama y, luego, os separéis, para que tú puedas descansar mejor.

    Si tu pareja parece del Polo Norte…

    Mientras tú te asfixias de calor, él tiene que cubrirse con tres mantas, o al contrario, tú te mueres de frío y él apenas se tapa y duerme sólo con la ropa interior.

    Para intentar compatibilizar vuestras temperaturas corporales, una idea es ajustar la temperatura del dormitorio para que los dos estéis cómodos. También es aconsejable que dobles alguna manta por la mitad y la pongas solo en el lado de la persona más friolera. Asimismo, escoged el vestuario apropiado para que los dos durmáis placenteramente.

    Lo más importante para remediar los problemas de sueño es ser respetuoso con tu pareja e intentar llegar a un acuerdo a la hora de dormir. Cuando haya algo que os incomode, hablarlo y buscad una solución.

    Recuerda que la comunicación es una de las claves para mantener una estupenda relación de pareja.

    Además, no te pierdas las cosas que no pasan en el sexo real y solo en las películas y cuáles son los momentos de crisis de la vida en pareja y cómo superarlos.