Economía doméstica: Consejos para llevarla

Te contamos unos cuantos trucos para que aprendáis a llevar una buena economía doméstica y no haya problemas con tu pareja.

por , il

    Economía doméstica: Consejos para llevarla

    El dinero suele ser uno de los motivos de crisis de pareja, mucho más si la economía doméstica es desorganizada o hay pocos recursos para pasar el fin de mes. La causa principal ante la falta de entrada de dinero es que alguno o todos los miembros no tengan trabajo y por lo tanto, se reduzcan los ingresos familiares. En otros casos, este problema es debido a una mala planificación financiera. Si quieres mejorar la economía de tu hogar, sigue leyendo los consejos que te ofrecemos.

    Para evitaros esos quebraderos de cabeza que causan las cuentas de casa, os recomendamos seguir una serie de pasos para tener una vida más feliz y despreocupada.

    Haz un conteo de gastos e ingresos

    Lo primero y más importante es saber por qué gastamos más dinero de la cuenta y en qué podemos ahorrarlo. Un truco fácil es anotar en un cuaderno los ingresos y los gastos que tenemos durante el mes. Conocer los problemas económicos en la pareja y sus soluciones es esencial para la buena marcha de nuestra relación. Te recomendamos el método japonés Kakebo, ya que es un método de ahorro que te ayuda a conocer a la perfección tus finanzas domésticas y personales.

    Proponte un objetivo: la libertad financiera

    Cuantas más deudas tengáis, más difícil será la gestión de la economía familiar y más ahogados os sentiréis. El objetivo principal de una economía doméstica sana es la libertad financiera. Para lograrla es importante tener un plan financiero anual, controlar los gastos, minimizar gastos superfluos y tratar de conservar un fondo de emergencia. Si no sabes cómo hacerlo, pincha para aprender a crear un plan de ahorro anual paso a paso.

    Reduce el costo de las facturas fijas

    Hay muchos trucos para reducir los gastos mensuales controlando las facturas fijas en conceptos como la luz, el gas o el teléfono. Muchas veces tenemos contratados planes de telefonía que no son totalmente efectivos y acordes con nuestro consumo real. El uso de bombillas LED o de bajo consumo puede reducir de forma importante la factura de la luz. Además, aprender a gestionar la calefacción puede ayudaros a reducir la factura del gas.

    Busca asesoría económica

    Hay empresas especializadas en llevar las finanzas familiares, son las asesorías o gestoras que además trabajan en el ámbito empresarial. Pero si andamos tan justos de dinero que no nos podemos permitir el lujo de contratar este tipo de servicios, hay otras fórmulas. Por ejemplo, puedes ayudarte con programas informáticos o apps móviles que te ayuden a controlar tus gastos. Son sencillos de utilizar y suelen ser gratuitos. Algunas apps y programas de economía doméstica son:

    • MoneyWiz: con esta app puedes crear presupuestos, controla tus cuentas y facturas, transferencias entre cuentas, programa tus gastos fijos como la hipoteca. También puedes generar pronósticos a futuro que te ayudarán a comprender mejor tu economía.
    • Cuentas Claras: una app ideal para gestionar tu economía doméstica de manera sencilla. Además de controlar tus gastos e ingresos, podrás generar gráficos para entender cómo estás gastando tu dinero.
    • Spendee: una de sus mejores funciones es que tiene la opción de aconsejarte sobre tus posibilidades financieras a futuro, lo que es una ayuda cuando se tienen objetivos de ahorro.
    • Pocket Money: con este programa podrás controlar día a día tu efectivo, algo que suele ser difícil en la gestión de la economía doméstica.

    Las nuevas tecnologías nos hacen la vida más fácil, así que usadlas para mejorar vuestra economía doméstica, lo que por otro lado, os ayudará a mejorar vuestra convivencia.

    Y si aún no convivís, debéis tener en cuenta que conocer cómo llevar la economía del hogar es un aspecto a tener en cuenta a la hora de plantearse si estáis preparados para vivir juntos.

    Texto revisado por Sandra Llorente