El pene no es un músculo y otros datos curiosos sobre el órgano sexual masculino

¿Seguro que sabes todo sobre el pene? Te contamos los datos más curiosos sobre el órgano sexual masculino.

por , il

    El pene no es un músculo y otros datos curiosos sobre el órgano sexual masculino

    Para muchas personas el pene es un órgano tan desconocido como el clítoris. Hay que reconocer que no todo el mundo conoce las peculiaridades de su propio órgano reproductor, y en muchas ocasiones tampoco el del sexo opuesto. Probablemente, si hiciéramos un examen de sexualidad, más de uno o una suspendería, ¿verdad?. Pero al menos tú no lo harás si sigues leyendo, porque te contamos los datos más curiosos sobre el pene que muchos desconocen. ¡Atenta!

    LELO, la compañía de juguetes eróticos nos ha contado cuáles son los mitos y verdades acerca del pene, y es que, como Alberto Gooding, responsable de comunicación de LELO en España reconoce:

    “Focalizamos la sexualidad en el conocimiento de todos los aspectos relacionados con las prácticas sexuales, centrándonos en algunos datos como la localización del punto G, la anorgasmia, las nuevas tendencias sexuales, etc., sin embargo, la sexualidad es algo que trasciende mucho más allá de todo esto, y que busca el conocimiento y las respuestas a las preguntas más inesperadas”.

    Así que prepárate, porque aquí van los datos más curiosos sobre el pene ya es hora de que todos y todas conozcamos.

    El pene es un órgano, no un músculo

    No sabemos en qué momento se instaló la creencia de que el órgano sexual masculino es un músculo, pero está claro que quien promulgara el error nos hizo un flaco favor.

    Lo cierto es que en la cara interior del pene se encuentran algunos tejidos musculares y algunos músculos que intervienen directamente en procesos como la erección o la eyaculación, pero eso no significa que este órgano sea un músculo por naturaleza, porque no lo es.

    El pene es más grande de lo que vemos

    Sucede igual que con el clítoris. Hasta hace poco se pensaba que el clítoris era ese pequeño botón exterior entre los labios vaginales, pero afortunadamente hoy en día sabemos que el clítoris se expande hacia el interior, permitiendo así numerosas conexiones nerviosas que ayudan a generar sensaciones diferentes en los orgasmos femeninos (si te interesa, sigue leyendo esta información sobre orgasmo clitoriano y vaginal).

    Pues resulta que el pene es similar al clítoris, en el sentido de que también se expande hacia dentro. En realidad, lo que vemos es únicamente alrededor del 50% de su tamaño real. El pene, como órgano, comienza dentro del cuerpo, cerca de la próstata y termina en el glande, que se sitúa al final de la parte visible del pene.

    El tamaño del pene ¿importa?

    Además, el tamaño del pene no interfiere en absoluto en la experiencia orgásmica que un hombre pueda tener, por lo que el mito ‘el tamaño importa’ es más que rebatible.

    Es cierto que un pene demasiado pequeño puede dar menos placer a una mujer heterosexual o a un hombre homosexual, pero ¿a quién le importa? Hay miles de prácticas sexuales con las que se puede disfrutar más que con la penetración y millones de juguetes sexuales para parejas que ayudan a que la experiencia sexual con penetración sea más placentera, como el anillo vibrador PINO de LELO, diseñado para ser llevado por el hombre durante la relación sexual con el fin de aumentar el placer, alargar las relaciones sexuales y llevar la intensidad de las mismas a otro nivel.

    LELO anillo vibrador PINO curiosidades sobre el pene 48x48
    FOTO | PINO, anillo vibrador para parejas de LELO. Foto: LELO

    ¿A que ahora tienes otro concepto sobre el ‘tamaño del pene’?

    Por cierto, la forma y el tamaño del clítoris tampoco importan a la hora de tener placer.

    ‘El pene piensa por sí mismo’

    La típica broma (un poco machista, por cierto) ‘los hombres piensan con el pene’, recurrentemente utilizada para disculpar actitudes masculinas poco acertadas, no tiene fundamento científico.

    Obviamente, el pene no tiene cerebro propio. Lo que la ciencia sí ha demostrado es que el órgano sexual masculino tiene cierta autonomía y por ello a veces responde con alguna erección en situaciones poco apropiadas o durante las horas del sueño. Lo que sucede es que el pene responde al sistema nervioso simpático que no está siempre bajo control consciente, de ahí que la erección muchas veces no ocurra de manera voluntaria o deseada.

    Los hombres hacen bien en cuidarlo como su joya más preciada

    Sí, sí, quizás algunas personas pueden tomar un poco exagerada la obsesión de algunos hombres con su pene, pero es que es un órgano extremadamente frágil y debería cuidarse con mucho cariño.

    Literalmente, el pene puede llegar a partirse, aunque en realidad no es una situación muy frecuente: la fractura de pene le sucede a 1 de cada 100.000 hombres aproximadamente.

    Dado que no tiene hueso, se produce un traumatismo debido a la ruptura de la túnica albugínea, esa capa gruesa que envuelve la estructura del pene. Las principales causas por las cuales se puede producir este traumatismo están asociados a prácticas sexuales o masturbaciones demasiados agresivas.

    No obstante, los hombres pueden estar tranquilos, ya que el 92% se recuperan del traumatismo. ¡Qué alivio!

    Además, te pueden interesar estas 10 curiosidades sobre el clítoris que debes conocer y todos los beneficios del semen.