Erotismo e intimidad: Cómo lograr mantener ambos en una relación a largo plazo

Durante las relaciones se pueden llegar a experimentar fases donde la intimidad aparta a un lado el erotismo. ¿Cómo lograr un balance de ambos?

por , il

    Erotismo e intimidad: Cómo lograr mantener ambos en una relación a largo plazo

    ¿Por qué muchas relaciones a largo plazo acaban dejando el erotismo a un lado? ¿Acaso el erotismo solo es posible durante la fase de enamoramiento de una relación? Por supuesto que no, pero lo cierto es que muchas parejas estables pueden llegar a dejar a un lado el erotismo mientras mantienen una buena relación de intimidad, incluso viceversa.

    Erotismo e intimidad: ¿Son incompatibles?

    No tiene por qué ser así, ya que de hecho, son una pareja perfecta. Nadie puede negar que la cercanía emocional y la atracción sexual son la base de la felicidad en pareja. Sin embargo, ¿por qué a veces parece que son como el perro y el gato?.

    Las razones pueden ser diversas y evidentemente la experiencia de cada pareja es distinta, por lo que es difícil generalizar. Pero lo cierto es que hay algunos aspectos que son comunes en algunas parejas y que pueden dar alguna pista sobre la razón por la que la intimidad y el erotismo se han disociado en la relación.

    De hecho, para poder volver a encontrar el equilibrio entre erotismo e intimidad es indispensable revisar las razones por las que la pareja ha llegado a un punto en el que el erotismo o la intimidad ya no forman parte esencial de su vida. A continuación, os damos algunos consejos para mantener el erotismo y la intimidad en la relación, basados en razones comunes por las que las parejas dejan a un lado alguno de los dos.

    Reconsiderad vuestras creencias acerca del sexo

    Uno de los mayores problemas que las parejas enfrentan son sus propias ideas y creencias sobre lo que el sexo y el amor significan.

    La idea de que el erotismo es parte únicamente de la fase inicial del enamoramiento o que una relación sólida se construye exclusivamente sobre la base de la intimidad emocional, solo limita el enriquecimiento y la experiencia de la pareja.

    Así que si este es vuestro caso, dejad a un lado esas ideas preconcebidas y comenzad a percibir el amor y el sexo como un todo cuya existencia en conjunto aportará mucha más felicidad a vuestra relación.

    Desarrollad la creatividad

    La rutina diaria, el trabajo, los hijos… en ocasiones ocupan casi el 100% del tiempo de una pareja, principalmente de sus prioridades, de modo que esta deja a un lado la creatividad, indispensable para que haya erotismo en una relación e incluso la intimidad se desarrolle plenamente.

    Comenzad a dedicar unos minutos al día a imaginar… pensamientos eróticos acerca de lo que os gustaría hacer como pareja, ideas sobre cómo podríais aumentar vuestra experiencia íntima… Una vez que os sintáis preparados, comunicad vuestras ideas, sueños eróticos e ilusiones con respecto a la relación.

    Permitiros la vulnerabilidad

    Permitirse ser vulnerable frente al otro es un acto de amor y confianza que no todas las parejas suelen cultivar. De hecho, las corazas suelen ser uno de los motivos por los que muchas parejas aparcan la intimidad o el erotismo de su vida en común.

    Ser vulnerable significa dejarse llevar, dejar de controlar, reconocer miedos y dudas, reconocer lo que de verdad queremos y nos gusta, tanto en el plano sexual como en el emocional.

    Reflexionad sobre vuestra sexualidad

    Por último, es indispensable que cada uno de vosotros hagáis una reflexión sobre lo que el erotismo y la intimidad significa para vosotros, ya que el primer paso para que en vuestra relación haya un equilibrio entre estos dos aspectos tan importantes, es que os conozcáis a vosotros mismos.

    Reflexionad sobre qué entendéis por conceptos como el sexo, sexualidad, erotismo, intimidad, relación de pareja, salud emocional (en pareja)… Pensad en los roles de género que habéis adquirido durante vuestra educación, principalmente en la escuela, la iglesia y la familia, así como a través de los condicionamientos externos como los medios de comunicación o los amigos.

    Comenzad en solitario a haceros algunas preguntas claves como qué me limita, con qué me siento cómoda o con qué no, disfruto en el sexo o no, cuáles son mis mayores inseguridades, cuál es mi actitud durante el sexo (ofrecer placer o que me lo ofrezcan), qué expectativas tengo cuando tenemos relaciones sexuales o con respecto a la comunicación en la relación… etc.

    Sobre todo, recordad que la comunicación en la pareja es esencial para que esta sobreviva y se pueda formar un vínculo en el que tanto la intimidad como el erotismo se mantengan presentes durante la relación.

    Además, conoce cuáles son los principales tipos de parejas y todas las claves para que una relación de pareja tenga éxito.